iTunes 8.2, compañero del iPod

Los usuarios de iPod o iPhone y todos aquellos que compran música en la tienda digital de Apple están familiarizados con un administrador de archivos multimedia que no solo es capaz de reproducir y catalogar audio, sino que maneja vídeo

Sergi Puertas

14 diciembre 2009

El hecho de que no opere con archivos AVI, probablemente el estándar más extendido, puede resultar un obstáculo importante para todo aquel que desee indexar sus películas. También sus opciones a la hora de reproducir audio pueden resultar limitadas, pues no permite trabajar con formatos relativamente comunes como FLAC o MPC.

En los demás aspectos se muestra muy competente y completo, ofreciendo la posibilidad de convertir archivos, extraer canciones de álbumes físicos y grabar discos. Su amplio número de opciones y su vistosidad tienen un precio: precisa de bastantes recursos para ejecutarse con fluidez.

A cambio, la calidad de reproducción tanto a nivel de sonido como de imagen es estupenda, y gracias a su amplísima difusión cuenta con decenas de complementos para ampliar su funcionalidad; entre ellos, iTunes Library Manager (gestiona diversas bibliotecas a través de una misma instalación) o iTunes Stats (genera estadísticas detalladas a partir de las bases de datos).

Esta versión incorpora la opción Genius, que promete agrupar las canciones del disco duro por estilos. Así, basta con pinchar sobre un tema en concreto para que el reproductor se encargue de localizar otros en la misma línea y de crear automáticamente listas de reproducción a partir de ellos.

Además, si lo deseamos, podremos escuchar a través de Internet fragmentos de melodías que no estén en nuestra biblioteca y que se adecúen a nuestros gustos personales y adquirirlas on-line. El proceso, no obstante, se realiza accediendo a iTunes Store y requiere que introduzcamos todos nuestros datos, número de tarjeta de crédito inclusive, lo cual puede resultar disuasorio.

Temas Relacionados