Jack Keane: Al Rescate del Imperio Británico

Siguiendo los pasos de las aventuras más clásicas, nuestro protagonista es el capitán de un destartalado navío que verá la solución a sus problemas económicos en un extraño encargo del Servicio Secreto Británico: impedir que el malvado Doctor T destruya todas las plantaciones de té del mundo

4 octubre 2008

Su intención es quedarse con el monopolio de este mercado, algo que pondría en peligro a todo el Imperio Británico. Este estrambótico argumento se ve acompañado por unos magníficos diálogos cargados de humor e ironía, fundamentales a la hora de resolver los enigmas del juego, que discurre según lo habitual del género.

 

Es decir, tendremos que recoger todo lo que encontremos y hablar con cada personaje que nos salga al paso. La interfaz también es la habitual, contando además con la posibilidad de ver todos los lugares en los que podemos interactuar pulsando una simple tecla. Los enigmas son sencillos, aunque habrá alguno cuya solución no se basa del todo en la lógica. Hay también varios objetos que no tienen una utilidad directa pero liberan contenidos extras del juego si se recogen.

 

Técnicamente resulta notable, con un cuidado motor gráfico, escenarios y personajes bien modelados y llenos de detalles. Pero, sobre todo destaca en el apartado sonoro, con unos efectos correctos y una banda sonora adecuada junto a un gran doblaje que nos permitirá disfrutar plenamente.

 

En suma, todo en este título raya a un gran nivel, aunque puede resultar algo corto, sobre todo si somos avezados aventureros. 

 

Requiere:

Pentium 4 a 2 GHz, 512 Mbytes de RAM, tarjeta 3D de 128 Mbytes y 1,5 Gbytes de espacio en disco

 

Género:

Aventura gráfica