Kodak Zi8, alta definición de bolsillo

Una nueva especie se abre camino como alternativa a las clásicas y costosas videocámaras tradicionales. Son las cámaras compactas, cada vez más potentes y con precios para todos los bolsillos

Enrique Sánchez rojo

27 enero 2010

Durante los últimos años hemos visto cómo las cámaras de vídeo han ido evolucionando, quizá no tan rápidamente como sus hermanas las cámaras de fotos, pero con paso firme y seguro. El primer gran salto lo vimos en el ámbito de los soportes de almacenamiento, al pasar al disco DVD-RAM primero y después directamente a las tarjetas de memoria Flash y los discos duros, de funcionamiento mucho más práctico y seguro.

De igual forma, también se ha trabajado activamente en la mejora de las ópticas, potencia del zoom, tamaño y ergonomía o, por supuesto, en la calidad de imagen. Las cámaras HD son una realidad, y ya podemos encontrar en el mercado modelos de Sony, JVC o Canon capaces de ofrecer vídeo en alta definición de máxima calidad. Son cámaras que, en buenas manos, permiten incluso grabar películas, cortos o programas de televisión con un cierto nivel de acabado profesional y cuyos precios se encuentran entre los 800 y los 1.000 euros.

PortVideo_1

Cámaras compactas, la verdadera innovación

Pero seamos realistas. La inmensa mayoría de las personas que buscan una cámara de vídeo doméstica la utilizan para grabar a los niños en la playa, sus celebraciones con amigos,o una visita familiar al zoo. Actividades para las que prima la sencillez máxima de uso, un precio ajustado y donde la calidad exigida no es lo más importante. De hecho, muchas personas son incapaces de diferenciar a simple vista vídeos HD, fundamentalmente porque tampoco les preocupa especialmente.

Por ello, hace unos tres años empezamos a ver productos de fabricantes asiáticos de bajo coste que, utilizando CCDs de baja calidad, ofrecían cámaras de vídeo compactas, básicas y muy económicas que grababan directamente sobre tarjetas de memoria Flash. Su éxito fue muy relativo, básicamente porque su calidad de vídeo era pésima y, a poco que se fuera algo exigente, quedabas desencantado con los resultados.

Sin embargo, las cosas han ido cambiando después de que muchos grandes fabricantes hayan puesto sus ojos en este mercado. Para nosotros, estas cámaras de vídeo compactas son a las cámaras de vídeo convencionales, lo que en la informática son los netbooks a los portátiles tradicionales. Es decir, no podemos esperar el mismo nivel de funcionalidades ni posibilidades que en una videocámara clásica, pero sí pueden cubrir las necesidades de buena parte de ese público que tan sólo quiere capturar vídeo fácilmente, sin preocupaciones y a una fracción de coste. Esto es especialmente interesante ahora que una de las prioridades de muchos usuarios es subir los vídeos directamente a su canal de YouTube, o publicarlo en Facebook para compartirlo con los amigos.

PortVideo_2

Kodak Zi8, claro exponente

Como representante máximo de esta tendencia hemos escogido a la nueva Kodak Zi8. Una cámara de vídeo compacta y capaz de capturar vídeo en alta definición de manera nativa, ya sea en formato 720p a 60 fps o directamente a 1.080p con una tasa de refresco de 30 fps. Este nuevo modelo sustituye a la antigua Zi6, a la que supera en múltiples aspectos.

Estéticamente la nueva Zi8 ofrece un diseño de formas más modernas y mucho mejor terminado. Cuenta con una pantalla de 2,5” de buena visualización incluso en exteriores, y sus controles son realmente accesibles y fáciles de manejar. De hecho, cuando la tienes por primera vez en las manos quizá echas de menos una mayor cantidad de posibilidades y ajustes. Sin embargo, pronto recuerdas que el objetivo del producto es la sencillez de uso.

Entrando en detalles, además de vídeo, la cámara nos permite capturar fotos de hasta 5 MPx, aunque sinceramente no son mejores que las de muchos móviles de gama media. Es, por tanto, una funcionalidad extra que podemos utilizar puntualmente si es preciso, pero para la que no ha sido específicamente diseñada.

La óptica incluida, como es habitual en Kodak, es una Schneider f/2,8 y distancia focal de 6,3 mm con enfoque fijo. Es decir, aunque se incluye un zoom de 4x, este es totalmente digital. Aun así, grabando en alta calidad, la pixelización que se observa con el zoom al máximo es bastante razonable. También cuenta con modo macro, que se activa mecánicamente mediante un interruptor situado en la parte superior, y que simplemente reposiciona la lente fija interna para capturar motivos que se encuentren a unos 20 centímetros como mínimo.

Algunos detalles importantes

En la Zi8 hemos encontrado algunos aspectos que nos han gustado especialmente. Hablamos del conector HDMI y, sobre todo, de la entrada para micrófono externo, algo casi inédito en este segmento de cámaras. Además, cuenta con su propio conector USB 2.0 retráctil en la parte inferior que nos evita tener que cargar con el cable para descargar los vídeos en cualquier parte.

Al conectarla al PC nos presentará dos unidades de almacenamiento: una con el software incluido con la cámara, que permite la subida directa de los vídeos a nuestras cuentas de YouTube y Facebook, y otra que muestra los vídeos propiamente dichos. Como memoria interna total se incluyen 128 Mbytes, de los que tan solo quedan libres para almacenar datos unos 20 Mbytes. Esto es, tan solo unos pocos segundos de vídeo HD, por lo que comprar una tarjeta SD de alta capacidad es imprescindible.

La alimentación corre a cargo de una batería interna de litio recargable vía USB (el modelo Zi6 empleaba pilas tipo AA), que según nuestras pruebas ofrece en torno a 90-100 minutos de grabación continua. En la parte inferior encontramos una rosca estándar para el trípode, lo que amplía mucho sus posibilidades de uso. Asimismo, el modo de grabación incluye detección de rostros y estabilizador digital de imagen.

Por último, los vídeos se graban en MOV H.264 con una calidad realmente buena. Eso sí, recomendamos utilizar el modo 720p/60 fps por su mayor tasa de refresco de imagen. Ocupan bastante menos que los de 1.080p, y los movimientos de la imagen son mucho más fluidos.

PortVideo_3

Sony MHS-PM1

Además de Kodak, Samsung o Toshiba, una gigante del nivel de Sony también cuenta en su catálogo de productos con cámaras de vídeo compactas. En el caso del fabricante japonés nos encontramos con la MHS-PM1, una cámara muy similar en prestaciones a la Kodak Zi8 analizada, pues permite capturar vídeo HD de hasta 1.080p/30 fps, tomar fotos de 5 MPx y cuenta con un zoom digital 4x. Además posee una lente giratoria que permite autograbarnos, un detalle muy útil para videobloggers o para narrar en primera persona nuestras vivencias.

Encontramos, eso sí, algunas diferencias importantes. No integra, por ejemplo, la entrada para micrófono externo ni la conexión HDMI. Además no permite grabar en 720p/60 fps, utiliza tarjetas de almacenamiento Memory Stick PRO Duo y su pantalla TFT es de 1,8”. Aun así, ofrece un mayor nivel de calidad de acabados y calidad externa de su carcasa, y su diseño puede parecer algo más atractivo. Su precio, eso sí, es idéntico: 179 euros.

PortVideo_Cuadro1

Lo que podemos esperar

A la hora de capturar vídeo con una cámara compacta hay que tener presentes algunos aspectos importantes. El más importante es que su ergonomía es peor que la de las cámaras tradicionales. Es más fácil que las grabaciones se muevan pues habrá que hacerlas «a pulso» con el brazo extendido como si se tratase de un móvil y la ubicación de los botones generalmente no ayuda. En el caso de la Zi8, por ejemplo, la utilización del zoom o parar la grabación supone pulsar el botón central, algo que genera inevitablemente el movimiento de la grabación.

Estas cámaras son ideales para capturas cortas, de unos pocos segundos o minutos, en parte porque la calidad que ofrecen no se lleva demasiado bien con movimientos rápidos de cámara, o repetidos cambios de plano. Además, hay que tener en cuenta que su capacidad en entornos de poca luz suele ser mucho peor que el de las cámaras tradicionales. Eso sí, su portabilidad es máxima y su uso, un verdadero juego de niños.

Loading...