Lectores ebook: iRex iLiad

El más exigente y preparado de los lectores de ebooks actuales es también, cómo no, el más caro

1 agosto 2008

Sus 650 euros quizá sean demasiado para muchos usuarios, pero, a cambio, obtendrán características imposibles de encontrar en otros modelos, como la pantalla táctil (anotaciones en vivo y en directo con el puntero incluido, que lo hace funcionar como una PDA) y la conectividad WiFi 802.11b (e incluso Ethernet), que permite navegar por Internet.

 

La pantalla también es mayor y más clara: 8,1 pulgadas, 16 niveles de gris y 1.024 x 768 de resolución, muy por encima de los 800 x 600 habituales. Sin embargo, la batería se agota rápidamente –al menos, más que sus rivales–.

 

Otra de sus ventajas es la aparición de una comunidad aún tímida pero eficiente que comienza a sacar más partido de las posibilidades de un dispositivo que por precio y prestaciones satisfará a los más exigentes.