Logitech Harmony 885

Un dispositivo de alta gama para reducir a uno los mandos a distancia del salón.

6 abril 2006

Este mando ofrece todo lo necesario para controlar los sistemas de audio o vídeo con receptor de infrarrojos. De su atractivo diseño destaca la correcta ergonomía y botonadura pero, sobre todo, la pantalla de cristal líquido en color capaz de mostrar todas las características disponibles y que facilita enormemente su uso.

Para configurar sus funciones incluye un software que, mediante conexión USB, permite descargar y actualizar la información. El usuario sólo tendrá que indicar el modelo de aparato que desea controlar y el software hará el resto sin necesidad de utilizar las tediosas macros, característica común en otros mandos.

En el lado negativo, un precio visiblemente elevado ya que, aunque le avala su gran variedad de funciones, le convierten en un producto para sibaritas.