Lost Odyssey

La última obra de Hironobu Sakaguchi devuelve el mejor rol a Xbox 360. Posee un sistema de combate ideado por el estudio Mistwalker que combina con acierto estrategia, simplicidad y dinamismo aun manteniéndose fiel al rol tradicional nipón

21 mayo 2008

Hace ya un lustro que uno de los grandes creadores japoneses abandonó Square para fundar, bajo el paraguas de Microsoft, su propia compañía. Sakaguchi ha contribuido a lo largo de su carrera al éxito de sagas imprescindibles en la historia de los videojuegos como Final Fantasy, Kingdom Hearts y Chrono Trigger, por lo que no resultaba arriesgado pronosticar que, con su apoyo, Xbox 360 tarde o temprano recibiría grandes juegos de rol. Y así ha sido. Hace unos meses analizamos Blue Dragon, su primera producción para la consola de última generación de Microsoft, y ahora tenemos el placer de degustar Lost Odyssey, su proyecto más esperado.

 

En este juego descubriremos la historia de Kaim, un inmortal que poco a poco irá recordando 1.000 años de memorias perdidas organizados en 34 relatos de gran profundidad y emotividad que ocupan la friolera de 4 DVD. Este título es, en esencia, muy fiel al rol japonés tradicional, pero incorpora algunos elementos poco habituales en estos juegos, como las plataformas, y algunas ideas originales que siempre resultan refrescantes (en especial, el anillo de puntería del sistema de combate).

 

En el apartado técnico, este título es realmente espectacular. Sus gráficos son magníficos, la banda sonora compuesta por Nobuo Uematsu, simplemente perfecta y el guión, sensacional. Sin duda, los ingredientes necesarios para que los aficionados al rol puro volvamos a soñar despiertos.

 

Género:

Rol

 

Multijugador:

No