Magix Samplitude Music Studio 15, completo y de calidad

Este producto, como bien reza su nombre, forma parte de la familia Samplitude y esto ya es sinónimo de calidad. Si bien esta solución está más orientada a un usuario mucho menos profesional, dispone de una serie de detalles que lo hacen especialmente recomendable

Eloy García Almadén

6 enero 2009

Para empezar, su precio es bastante asequible teniendo en cuenta el buen puñado de herramientas que incorpora y que van a cubrir prácticamente todo el espectro de etapas existentes dentro de un proceso de producción musical al uso.

Gracias al editor multipista que posee seremos capaces de componer nuestros temas adecuadamente, aplicarles aquellos filtros y efectos que deseemos, emplear los distintos módulos sintetizadores que trae incorporados (quizás éste sea uno de sus puntos flojos, pues no cuenta con demasiados, al igual que los loops predefinidos), mezclar de manera muy parecida a la real cada una de las pistas gracias al emulador de mesa que integra y, finalmente, llegar a grabar un CD con calidad profesional (44.100 Hz y 16 bits por muestra).

Para grabar nuestros propios samples dispondremos de la posibilidad de muestrear a 48.000 Hz y 24 bits así como utilizar un teclado MIDI mientras reproducimos el resto de la canción en tiempo real. Nos ha gustado mucho la interfaz alternativa MR-64 que simula una mesa de mezclas muy completa con todos los faders y potenciómetros necesarios para elaborar nuestra propia grabación multipista disponiendo de un look y una utilización mucho más parecida al de una consola de un estudio de grabación tradicional.