Mario Party 8

Un título repleto de minijuegos perfectamente adaptados al control de Wii que hará delicias de las reuniones en casa con los amigos. No obstante, no se diferencia sobremanera de las anteriores entregas, aunque mantiene el encanto

29 junio 2007

Esta octava entrega de la saga protagonizada por el personaje más popular de Nintendo y sus colegas cuenta con un importante aliciente: representa la primera incursión de la serie en la consola de nueva generación de la firma de Kioto. Afortunadamente, el trabajo realizado por los diseñadores para adaptar el juego al control de Wii es excelente, lo que lo hace aún más asequible para jugadores esporádicos o incluso primerizos.

 

En esta ocasión contamos con un total de seis tableros de diferente temática que tendremos que recorrer para hacernos con las tan ansiadas estrellas del universo de Mario. No obstante, lo mejor de este título son sus decenas de minijuegos por su sencillez, elevada jugabilidad y, sobre todo, porque cuando se disfrutan en compañía resultan la mar de divertidos. Sin duda, el mejor juego de Wii para amenizar una tarde con amigos.

 

Género:

Minijuegos

 

Multijugador:

Hasta 4 jugadores