Sid Meier's Pirates!

El creador de Civilization vuelve a la carga con un remake casi perfecto.

21 febrero 2005

Sid Meier's Pirates! apareció originariamente en 1987 y su lanzamiento supuso un verdadero impulso para la innovación dentro de los videojuegos. No en vano, detrás de ese título estaba el creador de Civilization, uno de los juegos más aclamados de todos los tiempos. Pirates! conseguía mezclar con éxito géneros tan variados como la acción, la estrategia o el rol en un mismo paquete, siendo ésta una de las razones más importantes de su buena acogida. Ahora, 18 años más tarde, el juego ha conseguido adaptarse a los tiempos manteniendo todo su espíritu original de manera sobresaliente.
Al comenzar, encarnaremos a un joven aguerrido que pretende vengar una afrenta y, de paso, hacerse rico y famoso en los mares del Caribe. Cuando creamos a nuestro personaje habrá que elegir su nombre y especialidad (lucha con espada, navegación, carisma...) todo ello para tener mejores puntos en determinadas acciones como los duelos en cubierta, la rapidez con que nuestro barco surca los mares o la posibilidad de engatusar a las hijas de los Gobernadores. En cuanto estemos listos, se nos dará un barco y elegiremos a la nación a la que queremos representar (España, Inglaterra, Francia u Holanda) cada una con diferentes características y en perpetua guerra con otras de ellas.
Una vez en el mar, Se puede navegar sin limites, aunque habrá que tener en cuenta que no se acabe la comida que transportamos en nuestras bodegas o nuestra tripulación pronto empezará a pasar hambre y eso sólo significa una cosa: rebelión a bordo. Habrá que tener contentos a los marineros que nos acompañan alimentándolos bien y asaltando barcos. No obstante, llegará un momento en que habrá que repartir el botín entre todos o muchos desertarán en cualquier puerto.
En este nuevo Pirates!, no hay ni un momento de aburrimiento. Mientras navegamos podremos abordar otros barcos o derrotarlos a base de cañonazos, ser fieles a nuestra nación o ser un agente freelance con un amor en cada puerto, unirse a los piratas, luchar contra bucaneros en la cubierta del barco, acercarnos a una ciudad para comerciar con distintos artículos, arreglar nuestra embarcación en los astilleros, enamorar a la hija de cualquier Gobernador invitándola a bailar, luchar con el pie en tierra en batallas por turnos con distintos tipos de soldados, infiltrarnos en ciudades hostiles, buscar tesoros Y todo con un control increíblemente sencillo que sólo utiliza el teclado numérico.
Los gráficos son excelentes y la física está muy cuidada, sobre todo en lo que se refiere a la navegación y las condiciones atmosféricas (habrá que huir de grandes tormentas y aprovecharse de la dirección del viento para ir más rápido). Además, cuando nos encontramos con escenas más cercanas, el motor también se porta, ofreciendo unos gráficos 3D bastante reseñables.
Por otro lado, el sonido también consigue buena nota por su cantidad de efectos en batalla y mientras realizamos travesías, así como por su estupenda banda sonora. Los personajes hablarán un idioma muy parecido al de los Sims, pero eso no será ningún problema ya que todo el juego está subtitulado en perfecto español.
Un juego imprescindible para cualquier jugador que quiera abordar la estrategia con un título que casi no tiene defectos y que, al no tener un final preconcebido, tiene la rejugabilidad asegurada.