Motorola ROKR E8, con teclado multiuso

El ROKR E8 no es un teléfono táctil comparable al resto de los analizados. En realidad, el ROKR no cuenta con pantalla táctil como tal, sino que toda su zona frontal destinada al teclado es una superficie táctil multiuso de lo más curiosa

Enrique Sánchez rojo

13 febrero 2009

Así, según la función que estemos realizando, se retroiluminarán las teclas numéricas o desaparecerán para dejar paso, por ejemplo, a las de control de la reproducción de sonido. Además, cada vez que pulsamos una tecla, una minúscula vibración nos confirma la pulsación.

Todo ello con una precisión sorprendente, salvo en un punto: el dial giratorio de la parte superior, que en principio nos permite movernos por los menús y diferentes listados. Su funcionamiento, algo impreciso sobre todo con dedos grandes, requiere algo de práctica.

Por lo demás, contamos con el software de Motorola, muy eficaz pero quizá poco intuitivo en algunos momentos, y una pantalla no muy grande, pero de una resolución y visibilidad destacadas. En todo caso, un teléfono para un usuario joven que busque funciones avanzadas para la música portátil.