MotorStorm

Una excelente muestra del potencial técnico y lúdico de la PlayStation 3 para disfrutar con el nuevo Sinaxis su sensación de velocidad, muy lograda por cierto, y la suavidad con la que este se desplaza y realiza los giros..., una pena que no sea tan completo como el mando de Wii

23 marzo 2007

A pesar de que este título de Evolution, uno de los estudios integrados en la estructura de SCE, pertenece a la primera hornada de juegos para PS3, nos permite entrever lo que nos deparará a corto plazo la última consola de Sony.

 

MotorStorm es un arcade de conducción caracterizado por mantener en todo momento un ritmo endiablado más cercano al de propuestas como Ridge Racer o Burnout que al de los simuladores de conducción realista. Y es que es evidente que sus creadores no han pretendido en ningún momento ofrecer una simulación fidedigna, sino una experiencia intensa en la que la velocidad campe a sus anchas.

 

No obstante, es injusto compararlo con otros juegos de conducción tanto por su despliegue técnico como por su espina dorsal, constituida por trepidantes carreras campo a través con una dosis de libertad elevada.

 

Sus gráficos son realmente apabullantes gracias a una iluminación fotorrealista, un modelado de los vehículos muy trabajado y unos efectos especiales sobresalientes, en especial el barro y el polvo que lo impregnan todo.

 

Por su parte, el motor gráfico es capaz de mostrar decenas de coches simultáneamente sin que se produzca ralentización alguna. La inteligencia artificial que dirime el comportamiento de los rivales es muy eficaz y los efectos sonoros absolutamente impactantes. Es una lástima que semejante despliegue técnico se vea ensombrecido por la ausencia del modo multijugador local. Aun así, es uno de los mejores juegos del catálogo actual de PS3.

 

Multijugador:

Hasta 12 jugadores vía PlayStation Network