MotorStorm Pacific Rift, acción a raudales

Aunque los simuladores de conducción gozan de una legión de seguidores, los juegos de pilotaje arcade también tienen muchos adeptos. De ritmo trepidante y repleto de acción, MotorStorm Pacific Rift resulta un soplo de aire fresco para PS3

Juan Carlos López Revilla

20 enero 2009

La primera entrega del título que nos ocupa, pese a llegar sin hacer mucho ruido, acaparó la atención tanto de la prensa especializada como de los jugones gracias a su ritmo trepidante y excelente factura técnica. Esta secuela, si cabe, va un paso más allá de su predecesora en esta última materia tanto a nivel gráfico como sonoro. Sin embargo, su principal atractivo reside en su jugabilidad.

Y es que en esta ocasión tenemos a nuestra disposición toda una isla paradisíaca repleta de circuitos con rutas múltiples de carácter absolutamente abrupto. Saltos, choques, accidentes… Todo ha sido puesto al servicio de una conducción sencilla en la que prima la diversión por encima de cualquier atisbo de realismo.

Junto a todoterrenos, motos, rancheras y buggies, podemos pilotar los agresivos monster trucks tan populares en Estados Unidos. Una auténtica gozada. Además, es posible que cuatro jugadores compitan en la modalidad pantalla partida, aunque a través de PlayStation Network esta cifra asciende a un máximo de 12 jugones.

¿Pegas? A nuestro juicio muy pocas, aunque una de cierta entidad: tras varias horas de juego acaba cansando. Aun así, resulta uno de los mejores títulos para liberar adrenalina.

Género:

Conducción / Arcade

Multijugador:

Hasta 12 jugadores vía PS Network