3M MPro 110, con tecnología LED

Esta propuesta resulta llamativa por sus mínimas dimensiones y por ser casi única: es el primer proyector de bolsillo. Utiliza tecnología de iluminación LED, lo que genera un bajo calentamiento de la lámpara y evita los ventiladores

Enrique Sánchez rojo

26 febrero 2009

Cuenta con una batería de litio recargable que ofrece una autonomía de entre 40 y 60 minutos. En lo que concierne a las entradas de vídeo, permite su conexión a VGA estándar de 15 pines y a equipos que ofrezcan salida de vídeo compuesto. Por ello, podemos conectar, además de un portátil, teléfonos móviles, cámaras digitales, consolas de mano (como la PSP) y cualquier otro dispositivo con dichas conexiones.

En la práctica, el MPro 110 nos ha parecido un producto muy curioso, pero poco útil. El bajo nivel de luminosidad hace que tengamos que usarlo prácticamente a oscuras para ver la imagen en condiciones. Por otra parte, las 50 pulgadas de pantalla máximas que ofrece según el fabricante, son muy optimistas.

A medida que nos alejamos perdemos mucha luminosidad, al tiempo que la lente produce una importante aberración en los márgenes, deformando las líneas rectas de los laterales. Por último, tampoco nos ha convencido la ausencia de soporte. En la parte inferior tenemos una rosca estándar para acoplar un trípode, pero echamos de menos la integración de unas «patas» que hagan las veces de soporte.

En definitiva, aunque es cierto que es ligero, fácil de usar y la idea es revolucionaria, los resultados son muy pobres.