Multifunción de tinta Lexmark Genesis S815

Lo primero que nos llama la atención en este multifunción es su propio diseño, marcado por su escáner vertical, lo que rompe con la tónica habitual del mercado

Alberto Castro Gallardo

Lexmark Genesis S815

28 junio 2011

La tecnología empleada por este Lexmark Genesis S815 (Flash Scan) nos permite digitalizar cualquier documento prácticamente al instante, aunque en realidad no estamos escaneando «al uso», sino tomando una fotografía mediante su sensor CMOS de 10 megapíxeles. En consecuencia, sacrificamos un mayor nivel de detalle en aras de la instantaneidad, suficiente para un uso cotidiano pero no especialmente indicado si buscamos máxima precisión.

Al tener que colocar el equipo de pie, resulta un tanto aparatoso para escritorios pequeños, en cambio, es idóneo para entornos de trabajo en los que se da especial importancia a la estética o aquellos que se encuentren de cara al público por su cuidado diseño y peculiar formato. La pantalla táctil de 4,3” goza de una calidad excelente y es uno de los aspectos que más nos ha convencido, gracias a unos menús claros e intuitivos que facilitan el manejo de todas las funciones con soltura. Igualmente, la instalación y puesta en marcha del equipo nos ha resultado extremadamente sencilla, gracias a las indicaciones paso a paso que se muestran en la propia pantalla.

Lexmark Genesis S815

En cuanto a prestaciones, la impresión a doble cara, la alimentación automática de papel (autodetectando incluso el tipo y tamaño), la integración con Internet, la inclusión del fax y las opciones de conectividad presentes (lector de tarjetas, PictureBridge, WiFi) son de agradecer, aunque elevan el precio por encima de lo deseado para un dispositivo de inyección de tinta.

Resultados notables, aunque no excelentes

En las pruebas de nuestro laboratorio, los resultados han sido notables, pero no sobresalientes. En impresión en modo normal de un texto ofimático, hemos encontrado algunos puntos manchando fuera de letra. La saturación de color es buena en rojo y verde, con el amarillo peor parado (ligeramente contaminado por puntos rojos), mientras que en fotografía lo que más nos ha gustado es cómo plasma los tonos de piel en nuestro modelo de referencia, así como los detalles en las sombras. En cambio, flaqueó en el degradado de color, con algunas líneas visibles entre colores.

Loading...