Overclocked, excelente ambientación

Con este juego que nos ocupa, estamos ante una aventura gráfica de corte clásico que tiene un desarrollo bastante original en el que lo importante no es resolver complejos puzles, sino hacer avanzar la historia

Faustino Pérez Martín

9 febrero 2009

Encarnaremos a un psiquiatra asignado a un caso en el que varios individuos parecen haber perdido la memoria. Poco a poco, conforme consigamos que los pacientes recuerden lo sucedido justo antes de que lo olvidaran todo, se irá desgranando una intrigante trama. Durante estos recuerdos pasaremos a controlar a los pacientes, en vez del personaje principal, lo que hace más interesante el desarrollo.

La dificultad no es muy elevada y avanzar consistirá más en realizar determinadas acciones en el orden adecuado que en la resolución de complejos rompecabezas. Todo esto resulta bastante entretenido gracias, sobre todo, a la solidez de la historia.

Técnicamente, el juego es correcto y su control, sencillo, pudiendo realizar todo tipo de acciones con un solo clic del ratón. La principal pega reside en la escasez de escenarios en los que se desarrolla la trama y en que, si somos unos avezados aventureros, no tardaremos mucho en concluirla. Así pues, Overclocked es una aventura interesante, con un desarrollo acertado y una buena ambientación, en la que echamos de menos algo más de dificultad y una mayor duración.

Requiere:

Pentium 4 a 1,3 GHz, 256 Mbytes de RAM, tarjeta gráfica con Shader Model 1.1 o superior y 1,5 Gbytes de espacio en disco

Género:

Aventura gráfica