Panasonic DMP-BD10

El primer lector de Blu-ray Disc de la firma nipona destaca por su sofisticación. Matsushita, compañía propietaria de la marca Panasonic, forma parte del comité de dirección del consorcio que promueve el formato Blu-ray Disc, lo que evidencia el grado de compromiso de esta firma con esta tecnología

16 abril 2007

El primer lector de Blu-ray Disc de la firma nipona destaca por su sofisticación. Matsushita, compañía propietaria de la marca Panasonic, forma parte del comité de dirección del consorcio que promueve el formato Blu-ray Disc, lo que evidencia el grado de compromiso de esta firma con esta tecnología. Por esta razón, no resulta extraño que este reproductor de sobremesa haya sido uno de los primeros que ha llegado al mercado. Como veremos a lo largo del análisis, sus principales bazas son la sofisticación de su sección de procesado de vídeo y su solvente mecánica de transporte; sin embargo, la cualidad que más llamó nuestra atención en primera instancia fue su atractivo diseño. En esta tesitura destaca sobremanera su panel frontal abatible, un elegante elemento concebido para ocultar la bandeja de la unidad de lectura y los botones que permiten manipular directamente la unidad.

Tecnología a la última
La mecánica de transporte que han puesto a punto los ingenieros de la firma nipona destaca por su versatilidad, no en vano es capaz de leer el contenido de casi todos los soportes concebidos para almacenar información en el dominio digital: Blu-ray Disc, DVD-Vídeo, DVD-R, DVD+R, DVD-RAM, CD, etc. Puede incluso reproducir DVD-Audio, una prestación que sin duda hará las delicias de audiófilos y melómanos a partes iguales.

En materia visual cabe destacar que es capaz de transportar hasta el dispositivo de visualización señales 1.080p, eso sí, siempre y cuando empleemos la salida HDMI (aquellos usuarios que se decanten por la toma de vídeo por componentes obtendrán esa señal a la misma resolución pero en formato entrelazado). Otra baza importante consiste en que su sección de vídeo puede escalar las imágenes extraídas de los DVD convencionales a 1.080p, una prestación que resultará atractiva a los propietarios de dispositivos de visualización Full HD. No obstante, su cualidad más destacable en este ámbito es su elevada calidad de imagen, especialmente cuando reproducimos un soporte Blu-ray. El responsable es el bloque de procesado P4HD, cuya descomunal capacidad de cálculo (es capaz de procesar quince mil millones de píxeles por segundo) le permite generar cada punto de la imagen con una rapidez y precisión asombrosas.

Un candidato aventajado
En el ámbito sonoro cabe destacar que, por el momento, el único formato de última hornada que es capaz de descodificar esta propuesta es Dolby Digital Plus, aunque los responsables de Panasonic han asegurado que pronto publicarán una actualización del firmware que facilitará la descodificación de los algoritmos de compresión sin pérdida de calidad Dolby TrueHD y DTS-HD Master Audio. Sin duda, una excelente noticia.

Si a todo lo mencionado añadimos que durante las pruebas ha conseguido restituir el contenido de nuestras películas en Blu-ray Disc de referencia en unos comedidos 30 segundos, es evidente que puede enfrentarse a la propuesta de Samsung disponible en nuestro país sin complejo alguno. Por todo ello, este producto merece ser tenido en cuenta por cualquier entusiasta exigente.

Características
Formatos soportados: Blu-ray Disc, DVD-Audio, DVD-Vídeo, DVD-RAM, DVD-R, DVD-RW, DVD+R, DVD+RW, CD, MP3 y JPEG. Tecnologías de codificación: MPEG-2, MPEG-4 AVC (H.264) y VC-1. Resolución máxima vía HDMI: 1.920 x 1.080 (exploración progresiva). Admite contenidos Java en BD-ROM. Esquema conversión D/A vídeo: 14 bits y 297 MHz. Esquema de conversión D/A audio: 24 bits y 192 kHz. Gama dinámica: 118 dB. Consumo: 42 vatios. Dimensiones en mm. (ancho x alto x fondo): 430 x 85 x 332. Peso: 4,7 Kg.

Lo mejor
La sofisticación de su sección de procesamiento de vídeo y la posibilidad de utilizarlo para reproducir soportes DVD-Audio
Lo peor
Tanto su chasis como la bandeja de la mecánica de transporte nos parecen algo endebles para un producto de su precio. La salida HDMI no satisface la norma 1.3