Panasonic SDR-H250E-S

Esta cámara de vido digital con disco duro incorporado procesa de forma independiente los tres colores básicos que componen la imagen lo que redunda en una mayor calidad de la misma

23 mayo 2007

La diferencia con respecto a una cámara con un solo CCD es notable. Como ya sabréis, la utilización de tres sensores de este tipo permite procesar de forma independiente los tres colores básicos (rojo, verde y azul) para unir esta información posteriormente en la misma imagen, ganando en calidad.
Lo normal es encontrar estos sistemas en modelos de consumo de gama media-alta, aunque, en esta ocasión, dicha característica no eleva demasiado el precio final. Lógicamente, al incorporar un sistema de lentes más complejo es necesario utilizar un cuerpo de mayor tamaño, aunque su peso tampoco es exagerado (tan solo 440 gramos, sin batería).
La calidad de imagen, por tanto, es la mejor que hemos obtenido en esta comparativa, sobre todo en circunstancias de poca iluminación, uno de los puntos flacos de muchos modelos. En este apartado, también incorpora un pequeño foco que podremos encender en plena noche y mejorar la grabación (eso sí, probablemente nos quedemos sin batería «en menos de lo que canta un gallo»).
El enfoque es casi instantáneo y, además, hemos encontrado una peculiaridad que permite obtener mejores planos: unas líneas guía que aparecerán en la pantalla LCD. En definitiva, una excelente opción de compra que prima la calidad de imagen por encima de otros detalles como el tamaño.

Características
3 CCD con 800.000 píxeles de resolución c/u. Distancia focal: 3-30 mm; zoom analógico/digital: 10x/ 700x. Disco duro 30 Gbytes y ranura para tarjetas de memoria SD
Lo mejor
Excelente calidad de imagen en condiciones de poca iluminación gracias a sus tres captores de imagen
Lo peor
La conexión al PC requiere tener el cable de alimentación también conectado a la cámara, puesto que ambos se sitúan justo detrás de la batería, que hay que extraer