Panasonic Lumix DMC-FX35

Esta cámara es ideal para el usuario que quiere disponer de un dispositivo pequeño y bien construido con el que preocuparse sólo de apuntar y disparar

30 noviembre 2008

Como novedad más interesante de esta Lumix destaca su gran angular de 25 mm, el cual debería otorgar al usuario un mayor margen de maniobra al realizar tomas en lugares pequeños o en fotos de paisaje. A efectos prácticos, las diferencias entre estos 25mm y los 28 de su antecesora son escasas.

 

Cuenta también con un sensor de nada menos que 10 Mpíxeles, apoyado por la tradicional óptica Leica Vario Elmarit que genera imágenes con un buen reparto de luz por todo el fotograma durante el recorrido de la lente, sin deformaciones geométricas ni aberraciones cromáticas notables. La calidad de imagen general es extraordinaria, salvo cuando sube la sensibilidad del captador. A partir de ISO 400 el ruido generado es evidente.

 

Por lo demás, destaca sobre todo la extraordinaria calidad de construcción del dispositivo y lo bien que se comporta en modo automático, cambiando ella sola entre ajustes para grandes distancias o fotos macro, además de detectar las caras de quien estemos encuadrando para ajustar correctamente la exposición.  Y, si nos sentimos creativos, podemos acudir a los programas semiasistidos para lograr distintos efectos de manera sencilla.