Panasonic Lumix TZ10, la compacta ideal para los que ya tienen una réflex

La nueva DMC-TZ10 de Panasonic, sucesora de la TZ7, incluye importantes mejoras a todos los niveles. Empezando por la óptica Lumix 25-300 mm (equiv. en 35 mm). Esto supone que tenemos desde un gran angular para planos muy amplios hasta un teleobjetivo con el que captar los motivos más alejados

Enrique Sánchez rojo

7 septiembre 2010

El zoom óptico de 12x se complementa con un 4x digital que, gracias a los 12 MPx de la cámara, no suponen una pérdida importante de calidad. Nos han gustado los nuevos modos manuales M (ajuste de velocidad y abertura), A (prioridad de abertura) o S (prioridad de velocidad), el amplio rango de valorares ISO, la captura de vídeo HD con sonido estéreo y sobre todo, el receptor GPS.

Éste no solo graba las coordenadas en el fichero JPG (no ofrece RAW), si no que, gracias a una base de datos interna, indica el país/región e incluso ciudad/pueblo. La gran pega es que, por defecto, el GPS se mantiene siempre encendido (incluso con la cámara apagada), salvo que activemos el modo avión o lo desactivemos manualmente, lo que afecta a la autonomía de la batería. El objetivo: tener siempre la posición correcta para que esté disponible al tomar una foto.

Aun así, en las pruebas obtuvimos una autonomía de 2-3 días realizando capturas, vídeos, y utilizando el flash de manera ocasional. Respecto a la calidad de las fotos, la TZ10 es el complemento perfecto para los usuarios exigentes que, quizá ya tienen una réflex, y quieran una cámara compacta para viajar. Sistemas como el reconocimiento de caras, el estabilizador o el que mejora la iluminación logran resultados excelentes con el mínimo esfuerzo.