Papyre 6.S Alex apuesta por la doble pantalla

Los lectores de libros electrónicos siguen teniendo en el Kindle de Amazon el rival a batir y tratan de alcanzarlo en popularidad con opciones interesantes, como la inclusión de una segunda pantalla LCD controlada por Android

Javier Pastor Nóbrega

29 marzo 2011

Aunque Barnes&Noble pre­sentó recientemente su Nook con unas dimensiones más reducidas que este Papyre (la LCD era muy inferior) pero de prestaciones similares, en el Alex descubrimos una evolución respecto a productos de fabricantes como Amazon, Sony, Booken o iRex. En efecto, además de la pantalla E Ink de 6 pulgadas, incorpora otra LCD táctil de 3,5" gobernada por Android 1.5. El acceso a la biblioteca de títulos se controla desde dicha interfaz táctil y también es posible navegar por Internet (3,5 pulgadas es el tamaño medio de pantalla en un smartphone) y acceder a ciertas utilidades y aplicaciones que expanden algo más la experiencia de uso.

La idea es valiente, pero la ejecución no es tan buena: los tiempos de respuesta son algo lentos y la versión integrada de Android (1.5), antigua. Por su parte, el procesador, un Marvell Monahan PX30x a 600 MHz, no resulta destacable en rendimiento; pero, si no usamos una multitarea exigente (oír música mientras leemos un libro es el escenario perfecto para este dispositivo), no tendremos problemas.

La pantalla LCD

La autonomía de las baterías de los lectores de e-books clásicos puede durar días e incluso semanas. En el caso de Alex, manteniendo las dos pantallas encendidas esa autonomía se reduce a unas cuatro horas. Obviamente, si estamos leyendo libros, con un uso intermitente de la LCD, dicha autonomía se eleva a 24 horas. Esa es la mayor pega (junto al aumento de dimensiones) de una solución que, no obstante, es muy interesante por hacer más cómoda la navegación en nuestra biblioteca digital y también la lectura, proporcionando una forma muy potente de realizar anotaciones y, por supuesto, de usar el navegador web integrado para todo tipo de operaciones.

Alex6

Nada de Android Market

La oferta software de este Alex está muy limitada. De hecho no es posible ampliarla, ya que esta solución no dispone de Android Market, la utilidad para acceder al mercado on-line de aplicaciones para Android. Spring está planificando la actualización a Android 2.0 y, por lo visto, a una tienda de aplicaciones propia, lo que no parece que vaya a gustar a los usuarios, quienes seguramente preferirían acceso abierto a Android Market.

Alex5

Un duro rival en Apple

Mucho nos tememos que este valiente lector de Spring Design podría tener un futuro muy comprometido tras lfrente al iPad. Este producto y la aparición de la tienda iBooks de Apple han revolucionado aún más un mercado que parecía haber apostado por las pantallas de tinta electrónica, perfectas para la lectura. Las LCD retroiluminadas como las del iPad tal vez no sean las más recomendables (algunos dicen que incluso pueden ser nocivas), pero los nuevos tablets se erigen como el eslabón perdido que muchos usuarios estaban buscando a la hora de acceder al consumo de contenidos digitales de todo tipo, incluidos vídeo e imagen. Y en eso, nos tememos, los lectores tradicionales de e-books lo tienen realmente difícil.

Alex7

Sincronización

Justo encima de la LCD, encontramos el botón de sincronización, que se encarga de que veamos en la pantalla de tinta electrónica lo mismo que vemos en la de LCD, con la ventaja de la comodidad de lectura. El mecanismo tarda unos instantes en completar el proceso y el resultado puede ser interesante para consultar artículos de texto de Internet, pues los leeremos con mayor facilidad.

alex9

Memoria

Incorpora 1,6 Gbytes de memoria interna y cuenta con ranura microSD y una tarjeta de 2 Gbytes de serie que será una excelente compañera para almacenar libros en los formatos compatibles (ePub, TXT, HTML y PDF), así como música o imágenes que podremos mostrar en la pantalla táctil.

Alex4

¿Y los libros?

Tanto Amazon como Barnes&Noble cuentan con una ventaja fundamental con respecto a sus competidores: el catálogo de libros disponibles es excelente, y se nutre de todo tipo de novedades. Con el dispositivo, comercializado en nuestro país por Grammata, se promete un catálogo de 45.000 libros, pero actualmente está en desarrollo. Hoy por hoy, las fuentes en las que conseguir obras están claramente lideradas por Google Books, con más de un millón de volúmenes, que, eso sí, son en su inmensa mayoría clásicos. No tendremos acceso a las novelas de los últimos años y, aunque podemos comprar ediciones electrónicas, convertirlas a PDF (si no lo estaban ya) y pasarlas al Papyre Alex, el proceso es engorroso y puede echar atrás al lector «comodón», que quiere tenerlo todo al alcance desde este producto, como sucede en el Kindle o el Nook.

Libros