Análisis

Pentax Q: una cámara rompedora y muy depurada

En el mercado de las cámaras fotográficas digitales es complicado encontrar productos que sorprendan. Pero la Pentax Q lo hace. En el momento de sacarla de la caja da la impresión de ser una cámara de juguete

Manuel Arenas

Pentax Q

12 julio 2012

Pentax Q sorprende, entre otras cosas, porque a poco que se use lo más seguro es que encontremos que esto de hacer fotos es divertido. Pero en otros aspectos es una propuesta muy seria.

Con un tamaño menor que el de muchas cámaras compactas, Pentax Q incorpora un sistema de ópticas intercambiables y el resultado es sumamente interesante. Por lo pronto es la cámara compacta de ópticas intercambiables con el sensor más pequeño del mercado. Por otro, incorpora funcionalidades y tecnologías capaces de seducir a quienes busquen una cámara manejable pero con un control manual completo sobre ella. La ergonomía es correcta, máxime teniendo en cuenta que su cuerpo es extremadamente compacto, incluyendo botones configurables, dial de selección de modo o un flash que puede funcionar tanto replegado como extendido.

Modos fotográficos avanzados

Además de un buen aprovechamiento de las posibilidades que ofrece un cuerpo tan pequeño de aleación de magnesio, el sistema de ópticas intercambiables cumple bien con su cometido. No es que haya un repertorio de objetivos excepcional, pero con los dos que se entregan en el kit es suficiente para enfrentarse a cualquier situación.

Por un lado está el objetivo con óptica de distancia focal fija de 47 mm y apertura F1.9. Es muy compacto y muy rápido, perfecto para salir con la cámara a cualquier evento donde no sea apropiado cargar con mucho peso. Con una óptica tan rápida, la ventaja es poder disparar con sensibilidades ISO bajas aunque haya poca luz. Una buena ventaja si pensamos que el sensor es extremadamente pequeño y el ruido se hace notar a partir de ISO 800–1.600. Es un buen sensor el que tiene, CMOS con 12,4 Mpx, pero no se le puede pedir un rendimiento como el de uno APS-C.

Pentax Q

Esta propuesta de Pentax incorpora nada menos que 21 modos de escena y un modo manual avanzado. Sus posibilidades creativas nos permiten dar rienda suelta a nuestra imaginación con muy pocas limitaciones.

La segunda óptica en el kit es un zoom 3x (27,5 – 81 mm) con apertura F2.8-4.5 y un filtro ND equivalente a dos diafragmas. En este caso el tamaño aumenta frente al anterior. Dispone de un notable modo HDR, así como de 21 modos escena y un modo manual avanzado. También graba vídeo Full HD.

No es una cámara recomendable para todo el mundo, pero sí para quienes busquen un tamaño mínimo sin renunciar a muchas de las herramientas creativas de modelos de más tamaño y aprecien las posibilidades de una óptica fija F1.9 como parte del equipo. También para quien valore que el precio que tiene, aunque es elevado, está refrendado por un buen hacer.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });