Philips SPC 600NC

Webcam de diseño para una videoconferencia de calidad.

9 junio 2005

La cada vez mayor implantación de las redes de banda ancha ha hecho posible el uso sin problemas de webcams para la realización de videoconferencias. El dispositivo que presenta Philips dispone de un sensor CMOS VGA que ofrece una de las mejores calidades que hemos podido observar en un producto de estas características. Aunque la resolución máxima de las capturas no es muy elevada (800x600), su definición de vídeo es, teniendo en cuenta el tipo de solución que estamos analizando, espectacular. El software VLounge incluido permite controlar tanto las preferencias de imagen y sonido (dispone de un micrófono integrado), como el acceso a todo tipo de funcionalidades asociadas a la webcam. En primer lugar, a las de videoconferencia, con acceso a tres de las aplicaciones de chat más extendidas (AOL, Yahoo! y MSN). Pero también a otras características, como la posibilidad de mandar fotos y vídeos MPEG-1 por correo electrónico o de imprimir las tomas realizadas directamente. El buen comportamiento de esta cámara se confirma en el modo a pantalla completa, donde se comprueba la fluidez de vídeo a un máximo de 30 fotogramas por segundo. La única pega reside en el mando de enfoque, que habrá que girar convenientemente (con dificultad, ya que está algo duro) para ajustar la imagen. El excelente diseño de esta cámara web se completa con dos botones a ambos lados que permiten lanzar el software VLounge y hacer fotografías de forma inmediata. Además, se puede desconectar el dispositivo de su base, lo que permitirá poner al descubierto un pequeño hub USB al que podremos conectar sin problemas cualquier dispositivo con esta interfaz de conexión, actuando así como un alargador del puerto USB de nuestro PC.