Pikmin, con la frescura del original

El relanzamiento de uno de los títulos más personales de Shigeru Miyamoto solo puede ser recibido con entusiasmo. El original se infiltró en el catálogo de GameCube en nuestro país a mediados de 2002 y recibió críticas fantásticas debido a su desbordante frescura

Juan Carlos López Revilla

30 mayo 2009

Nuestro cometido en esta aventura no es otro que guiar al capitán Olimar y sus nuevos e inquietos amigos, los Pikmin, a través de un mundo repleto de colorido y, a la par, inhóspito, para recuperar los fragmentos de su nave espacial.

En esencia, esta versión es idéntica a la de la anterior consola de sobremesa de Nintendo. Tiene los mismos gráficos, la misma banda sonora…, y también el mismo encanto. La novedad reside en que su sistema de control se ha adaptado muy bien al mando de Wii. Y eso que una de las principales cualidades del título original fue su ajustada curva de aprendizaje, algo difícil de conseguir en un juego de estrategia.

¿A qué usuarios les puede interesar esta propuesta? Sin duda, a todos lo que no tuvieron ocasión de disfrutarlo en GameCube. Para ellos es un auténtico imprescindible. Pero, ¿qué sucede con aquellos jugones que ya lo «cataron»? A nuestro juicio, esta revisión de Pikmin es también uno de los mejores títulos para Wii, por lo que creemos que merece la pena «revisitarlo». Toda una experiencia que, una vez más, debemos agradecer a uno de los más grandes creadores de la historia de los videojuegos.

Género:

Estrategia

Multijugador:

No

Loading...