Pokémon XD Tempestad Oscura

La enésima entrega de la saga se queda a mitad de camino en cuanto a contenido y finalización del proyecto, que queda muy por debajo de las expectativas que generó en un principio el título

18 noviembre 2005

La nueva entrega de la franquicia Pokémon desembarcó hace unos meses para la cúbica de Nintendo apoyándose en el éxito de los cartuchos para portátil. Sin embargo, la naturaleza del juego que nos ocupa difiere un tanto de aquello a lo que Pikachu y compañía nos tenían acostumbrados.

 

Siguiendo los pasos de Pokémon Colosseum, también para GameCube, esta tempestad oscura nos ofrece una calidad gráfica más elevada y una historia que en principio es interesante, pero que a la larga se hace monótona.

 

En Pokémon XD no se participa en torneos para ser el mejor entrenador del mundo. Tampoco tendremos que cruzar los dedos por los caminos más insospechados para no toparnos con Pokémon salvajes que den al traste con nuestra aventura. Nuestra misión aquí es la de «convertir» a los Pokémon oscuros en almas cándidas y devolver el equilibrio al Universo.

 

Así, nos olvidamos de «robar» ejemplares a nuestros contrincantes para, una vez obtenidos Pokémon del «lado oscuro», entrenarlos para que se olviden de lo malos que han llegado a ser. Como trasfondo, una organización que quiere esclavizar a los pobres animalitos para conseguir el mal.

 

Los gráficos y escenarios son relativamente interesantes, pero los personajes se repiten, así como la música, que nos deja, en definitiva, en el lado oscuro.

 

Género:

Rol

 

Multijugador:

No