Project Gotham Racing 4

Pese a pertenecer a un género repleto de títulos de elevada calidad, esta saga de Bizarre Creations se ha hecho con las preferencias de los jugones desde que Metropolis Street Racer, la primera entrega, se unió al catálogo de la extinta pero inolvidable Dreamcast de Sega

26 diciembre 2007

Ya se deba a su característico equilibrio entre simulación y arcade, a su impecable apartado técnico o a su aplastante jugabilidad, lo cierto es que esta saga sigue poniendo las cosas muy difíciles a la competencia. Y esta última entrega ha dejado el listón muy, muy alto. Su apartado técnico es, una vez más, excelente. Los gráficos son muy similares a los de PGR3, aunque esta vez los programadores han mejorado el motor gráfico para que sea capaz de materializar efectos climáticos con un realismo apabullante. Por supuesto, las condiciones climáticas inciden decisivamente en la conducción. Aun así y pese a semejante carga gráfica, la cadencia de imágenes por segundo es muy estable.
Por su parte, el sonido es, simplemente, real, y el sistema de daños implementado, aunque no es el mejor que hemos visto, resulta muy creíble. La jugabilidad ha mejorado también algo frente a PGR3, pues en esta ocasión ofrece un control algo más preciso y asequible para los jugones menos avezados. Si además tenemos presente que el sistema de bonificación por kudos, la marca de la casa, sigue presente, y que pone a nuestra disposición numerosos modos de juego, no podemos dejar de recomendarlo como uno de los 10 mejores juegos de Xbox 360. Imprescindible.
Lo mejor: Los hiperrealistas efectos climáticos.
Lo peor: El número de contendientes en las carreras es demasiado reducido.