Análisis

Samsung EX1, óptica correcta en un modelo de peso

La EX1 ha entrado bien, es correcta y destaca en algunos aspectos, como la óptica, pero falla en otros como el tele o el vídeo, con una resolución para grabar que no supera los 640 x 480 puntos

Samsung EX1

11 octubre 2011

En un segmento que parecía que iba a ser fagocitado por las cámaras compactas de ópticas intercambiables o EVIL, las compactas de gama alta ganan adeptos entre los consumidores y los fabricantes

Samsung, que también apuesta por las EVIL, ha presentado el modelo EX1 dentro de la categoría de pseudocompacta, con un repertorio de habilidades fotográficas notable, pero con carencias. Sin duda, la óptica de luminosidad f/1,8 es loable, pero su recorrido de 24-72 mm es escaso.

Otro tanto pasa con el tamaño. Es cierto que la pantalla giratoria da mucho juego a la hora de realizar encuadres, pero a cambio implica aumentar el tamaño y el peso de la cámara. Y esta es pesada.

La construcción es impecable, pero es un tanto excesiva. Dispone de filtros artísticos y modos escena, y un toque algo retro en lo que a disposición de los controles de la cámara se refiere. Se usan diales para la selección del modo de disparo, dando una imagen bastante clásica, aunque su tecnología es moderna en muchos otros aspectos.

Es un aparato fácil de manejar una vez que se le ha pillado el truco a los diales. Contribuye su tamaño a que resulte fácil utilizarla y agarrarla, sobre todo cuando se usa la pantalla giratoria para realizar encuadres. Pero, al final, hay que recordar que estamos en una comparativa de cámaras compactas y el tamaño importa.

La competencia es dura en este segmento, y más ahora que los fabricantes vuelven su mirada hacia esta serie de compactas de gama alta, en la que Samsung ha entrado bien, pero necesita mejorar antes de que sus modelos sean una referencia.

Temas Relacionados
Loading...