Secret Files: Tunguska

Misterios modernos para una aventura gráfica el estilo clásico han sido los cánones a seguir por los neófitos de FusionSphere, reciente formación de producción de videojuegos, que toma como punto de partido un hecho real a partir del cual se desarrollarán los hechos: una explosión en la tundra siberiana allá por 1908

26 abril 2007

Estamos ante la primera incursión dentro del género de los alemanes de Funsionsphere Studios que han decidido utilizar como punto de partida en su debut un hecho real: una misteriosa explosión que ocurrió en la tundra siberiana en 1.908. La acción comienza en nuestros días con el secuestro de uno de los científicos que investigó lo sucedido en Tunguska y que, además, es el padre de Nina, la protagonista.

 

El desarrollo es el clásico del género: recoger todo lo que encontremos y revisar cada escenario concienzudamente, recolectar pistas y conversar con los testigos para resolver los enigmas que se nos plantean y saber qué se oculta tras el misterioso secuestro. Además, en algunos momentos podremos cambiar de protagonista y hacer que Nina y sus amigos colaboren para resolver determinados puzzles.

 

En general todos los enigmas se resuelven usando la lógica e hilando pistas, aunque también encontraremos algunos puzzles (pocos) que parecen metidos de forma algo forzada. El argumento poco a poco se irá haciendo más interesante aunque quizás el desarrollo sea demasiado lineal.

 

El juego no dispone de un motor espectacular, pero mezcla gráficos 2D y 3D de forma exquisita por lo que disfrutaremos de escenarios de gran realismo y belleza. Tal vez en este apartado se echa de menos un mayor cuidado en las animaciones de los personajes, pero en general cumple con nota. El sonido también esta a un gran nivel encontrándose, además, el juego completamente localizado en castellano.

 

La interfaz de control mezcla las mejores características de diversos juegos del género, dando un gran resultado que facilita la labor del investigador. Así pues, una entretenida aventura de corte clásico, aunque quizá le falten unos personajes más carismáticos o alguna innovación dentro del género.

 

Requiere:

Pentium II a 500 MHz, 128 Mbytes de RAM, tarjeta 3D de 16 Mbytes y 2,5 Gbytes de espacio en disco

 

Género:

Aventura gráfica