The Ship

Una propuesta original que mezcla acción, aventura y humor negro. Nuestra misión: matar al tripulante que se nos asigne, con suma discreción y sin ser vistos. Además, incorpora un modo on-line para matarnos con otros jugadores de inimaginables formas

11 julio 2006

Imagínate que te invitan a un crucero que se pierde en el mar y cuyo propietario ha decidido que los pasajeros se maten entre sí hasta que solo quede uno.

 

Encarnados en uno de ellos deberemos hacer nuestro el lema ¡mata o te matarán! Eso sí, todo con mucha elegancia y discreción: cada pasajero tiene asignado otro al que asesinar y la tripulación del barco no sabe nada, por lo que debe mantener el orden, hasta el punto de multarnos o meternos en la cárcel del barco.

 

El uso de la tecnología Source del famoso Half-Life 2 y una cuidada ambientación con estética art deco (el recuerdo del Titanic flota por todas partes) redondean la parte visual (una pena que las texturas no estén más elaboradas), mientras que el sonido está bien cubierto con canciones de la época y buenos efectos.

 

Otro elemento que le dota de originalidad es el de las necesidades del personaje (dormir, comer, beber, lavarse, charlar, leer, divertirse y hacer sus necesidades), que habrá que cubrir muy al estilo The Sims. En la práctica, tener que ir al váter o buscar comida cada dos por tres resulta gracioso pero muy pronto se vuelve pesado, ya que impide llevar a cabo el resto de tareas con continuidad.

 

En el juego on-line, sin embargo, estas necesidades se suavizan y, junto a la imposibilidad de sacar el arma delante de guardas y cámaras, otorgan a The Ship un carácter diferente. Así, el multiplayer se convierte en uno de sus puntos fuertes, junto a la originalidad, la ambientación y un muy interesante precio.

Requiere:

Pentium 4 a 1,8 GHz, 512 Mbytes de RAM, tarjeta 3D con soporte DirectX 9, lector DVD-ROM y conexión a Internet