Sony SLT-A33L, la primera réflex con espejo traslúcido

El mercado de las cámaras digitales se renueva constantemente, pero las mejoras realmente notables que representan una aproximación original a la tecnología D-SLR no abundan

Juan Carlos López Revilla

Sony SLT-A33L

3 junio 2011

Aun así, de vez en cuando surgen ideas realmente nuevas, y esta vez ha sido Sony la firma que ha logrado cogernos desprevenidos. La SLT-A33 es la primera cámara de cuantas hemos analizado dotada de un espejo traslúcido fijo.

Según los técnicos de la compañía, «este revolucionario diseño SLT divide la vía óptica entre el sensor de imagen principal y el de enfoque automático, haciendo innecesaria la integración de un espejo móvil». Esta innovación permite tomar más instantáneas en modo ráfaga (7 fps en la A33 y 10 fps con la A55), enfocar con mucha precisión y previsualizar las tomas a resolución completa y en tiempo real tanto en el visor como en la pantalla LCD. Además, esta simplificación del espejo favorece el diseño de un chasis de tamaño más reducido.

Pero lo más importante son los resultados que ha arrojado en nuestras pruebas. Y no nos ha defraudado. Con ISOs bajas es tan capaz como las mejores cámaras de su precio. Su detalle y riqueza cromática son fantásticos y, además, graba vídeo muy bien (hasta 1.920 x 1.080 a 50 fps en modo entrelazado) y tiene un enfoque automático con detección de fases de 15 puntos preciso. La única pega de entidad es que al combinar ISOs medias y altas con la compresión JPEG se produce una sensible pérdida de detalle. Aun así, un gran producto.

Loading...