Sony Bravia KDL-40W2000

Esta pantalla incorpora un panel con 1.080 líneas y la sofisticada lógica de procesado de vídeo Bravia Engine. Estas atractivas prestaciones corroboran la eficacia de la tecnología Live Colour Creation

20 junio 2007

La propuesta que nos ocupa incorpora un panel con 1.080 líneas y la sofisticada lógica de procesado de vídeo Bravia Engine (aunque no la versión superior EX), uno de cuyos cometidos consiste en gestionar la mediocre señal de TV para adaptarla a la naturaleza de la matriz LCD.
No obstante, para que este Bravia dé lo mejor de sí mismo es preciso conectarlo a un reproductor de Blu ray Disc o HD DVD o a una consola de última generación. En estas condiciones su calidad de imagen es apabullante gracias a su elevada definición, un contraste muy digno y, sobre todo, a su solvencia a la hora de restituir los colores con una gran naturalidad y nivel de saturación.
Estas atractivas prestaciones corroboran la eficacia de la tecnología Live Colour Creation y justifican que los ingenieros de Sony se hayan decantado por una lámpara fluorescente de cátodo frío. Por último, solo nos queda mencionar que incorpora una sintonizadora DVB de alta calidad y que está magníficamente dotado en el ámbito de la conectividad.

Características
Pantalla LCD de 40 pulgadas. Resolución nativa: 1.920 x 1.080 puntos. Tiempo de respuesta: 8 ms. Contraste en pantalla: 1.800:1. Ãngulo de visión: 178 grados. Tamaño: 715 x 998 x 266 mm. Peso: 27,5 Kg.
Lo mejor
Su excelente calidad de imagen cuando se le alimenta con vídeo en alta definición
Lo peor
Su acabado, aunque es notable, es inferior al de las propuestas de la serie X