Sony Bravia KDL-40Z5500

A pesar de no contar con iluminación LED, hemos decidido examinar este televisor debido a su gran calidad de imagen, y, sobre todo, a que es un magnífico representante de la tecnología AppliCast

Juan Carlos López Revilla

21 enero 2010

A pesar de no contar con iluminación LED, hemos decidido examinar este televisor debido a su gran calidad de imagen, y, sobre todo, a que es un magnífico representante de la tecnología AppliCast que han puesto a punto los ingenieros de Sony para facilitar la conexión de sus televisores a Internet.

La construcción de este Bravia es impecable. Su calidad de imagen es, a nuestro juicio, la mejor de todas las soluciones LCD que hemos analizado hasta la fecha con la única excepción del televisor LED de Samsung que hemos revisado en este mismo artículo. Obviamente, su contraste es bueno pero inferior al del UE46B7020W, aunque sus principales bazas son la tecnología Motionflow 200 Hz y el motor de procesado Bravia Engine 3.

En nuestras pruebas la primera se ha mostrado muy eficaz a la hora de mostrar con absoluta nitidez elementos de las imágenes con movimientos rápidos que las soluciones con un refresco de 50 Hz son incapaces de mostrar. Y el BE3 asiste con mucha precisión al siempre delicado proceso de escalado que exige la restitución de las imágenes procedentes del sintonizador DVB-T.

En lo que concierne a la conectividad con Internet, la tecnología AppliCast pone a disposición de los usuarios un amplio elenco de aplicaciones que se integran a la perfección en la pantalla del televisor. Entre otras opciones, podemos utilizar un lector de noticias RSS, un calendario, una agenda, una calculadora, un reloj mundial… Incluso puede hacer las veces de marco de fotos on-line. ¿Qué más podemos pedir?

Temas Relacionados
Loading...