Análisis

Sony Bravia 55HX950: excelente calidad de imagen y diseño

La familia de televisores que Sony ha lanzado este año nos ha sorprendido gratamente. Es evidente que en esta generación de productos los ingenieros de Sony han puesto toda la carne en el asador.

Juan Carlos López Revilla

Sony Bravia 55HX950

26 noviembre 2012

Sony nunca ha puesto a punto productos mediocres, pero, en nuestra opinión, los televisores que ha lanzado durante los últimos tres años fueron superados claramente por algunos de sus competidores en parámetros en los que las propuestas de esta compañía siempre han sido muy fuertes, como son la calidad de imagen y el diseño. Algo que ha cambiado con la nueva generación de productos de Sony.

Calidad de imagen de absoluta referencia

Sony Bravia 55HX950 es el actual «buque insignia» de la compañía, y, como tal, aglutina las tecnologías de procesamiento de imagen más avanzadas que los técnicos de la firma han sido capaces de elaborar. De todas ellas, la que realmente lo ha desmarcado de sus competidores en las pruebas que hemos realizado en nuestro Laboratorio es la que se responsabiliza de la gestión de la retroiluminación, bautizada por sus creadores como Full LED (Intelligent Peak LED).

Esta innovación recurre a una compleja matriz de diodos LED colocada justo detrás del panel, y acomodada en forma de grupos (clusters) que pueden administrarse de forma independiente. Precisamente, la potencia de esta tecnología reside en la complejidad de la lógica que gestiona cada uno de esos pequeños grupos de diodos. Su respuesta es extraordinariamente rápida y precisa, lo que permite ajustar la atenuación local de la retroiluminación con una solvencia que asombrará, incluso, a los cinéfilos más exigentes.

Pie Bravia 55HX950

• Este televisor luce la última iteración del diseño monolítico de Sony, lo que le confiere un aura de sofisticación que encandilará a muchos potenciales compradores.

El nivel de contraste de este televisor en los fotogramas más complejos de películas en Blu-ray Disc como Avatar, Los Vengadores o El Caballero Oscuro es extraordinario. Además, su capacidad de desvelar los matices de las regiones más oscuras de, por ejemplo, la secuencia nocturna en la que Batman y el comisario Gordon atrapan al Joker, es de absoluta referencia.

Además, basta esmerarse un poco en la calibración del color para alcanzar un acabado realmente cinematográfico, que luce de maravilla en filmes como Big Fish o John Carter. También destaca por su elevado nivel de detalle, bajo ruido y muy convincente restitución de los contenidos en 3D gracias a la sofisticación de su procesador de imagen, el chip X-Reality PRO. En adelante será la referencia con la que mediremos la calidad de otros televisores. Fantástico.

Temas Relacionados
Loading...