Super Paper Mario

Aunque en la actualidad no gozan del tirón que tenían en los años 80 y principios de los 90, los juegos de plataformas siguen haciendo las delicias de muchos jugones. Algunos de los exponentes del género actuales son Crash Bandicot, Ratchet & Clank, Rayman, Sonic y, por supuesto, Mario

29 octubre 2007

El fontanero más famoso de todos los tiempos, que ha sido protagonista de aventuras que han modelado la historia de los videojuegos, campa a sus anchas en Wii con Super Paper Mario, un título con sabor a clásico pero aderezado con algunas ideas innovadoras utilizadas por primera vez en sus predecesores para Nintendo 64 y GameCube. Por supuesto, siguen presentes las plataformas, las melodías pegadizas y los personajes repletos de carisma, pero, además, en esta ocasión podemos saltar de un universo en 2D a otro en 3D, lo que dota a este juego de un dinamismo excepcional que encandilará a los seguidores del amostachado fontanero.
Otra característica muy interesante que este título ha heredado de los otros Paper Mario es la posibilidad de mejorar las habilidades de nuestro personaje conforme vamos consiguiendo más puntos de experiencia. Sí, tal y como si se tratase de un juego de rol. Un último apunte: aunque su control es convencional, con frecuencia podremos utilizar el mando de la consola para apuntar hacia la pantalla y descubrir pasadizos y objetos ocultos. ¿Podemos pedir algo más?
Lo mejor: el carisma de Mario sigue intacto veintiséis años después. Además, este juego conserva el sabor de los mejores clásicos.
Lo peor: resultará demasiado asequible para los jugones más experimentados.