Televisor Samsung PX2370

Este nuevo monitor TFT de Samsung sorprende, sobre todo, por su extrema delgadez, inferior a 3 cm. Esto se consigue gracias a la retroilumiación LED, lo suficientemente potente como para cubrir las expectativas de los usuarios medios, y la utilización de un transformador externo de pequeñas dimensiones que cubre los escasos 25 vatios que precisa el monitor funcionando a pleno rendimiento

David Onieva

14 diciembre 2010

De hecho, esta vertiente ecológica se ve reforzada por una fabricación que ha evitado el uso de halógenos y plomo. Desde el punto de vista estético, es elegante y atractivo, con un llamativo botón de encendido sensible al tacto situado en el frontal, y los de gestión en la parte trasera derecha. Esto último es importante pues, para cambiar cualquier ajuste, tendremos que mover la pantalla y saber de memoria la función de cada pulsador.

Sin embargo, quizá lo más criticable es la peana, que abusa del plástico y con unas posibilidades de orientación escasas. Además, el brazo que sujeta el monitor no resulta robusto, al tiempo que el centro de gravedad no es especialmente óptimo cuando se coloca en vertical. No obstante, la calidad del panel nos ha conquistado por la calidad de sus colores, nitidez y elevado nivel de contraste. Además, gracias a la entrada HDMI y resolución máxima de 1.920 x 1.080, podremos reproducir imágenes Full HD.

En definitiva, a pesar de algunos aspectos criticables, resulta ideal para los que buscan un monitor extremadamente delgado sin renunciar a un gran tamaño de pantalla, o para los que quieren uno con capacidad Full HD a un precio razonable y con una calidad de imagen muy destacada.

Temas Relacionados
Loading...