Toshiba Gigashot K40H

La firma inaugura la comercialización de cámaras de alta definición con las nuevas series A y K de Gigashot, capaces de grabar vídeos en 1080i y en 720p, respectivamente

14 abril 2008

Las series A y K son la carta de presentación de Toshiba en cámaras de vídeo de alta definición, la primera con dos modelos capaces de grabar en 1080i, mientras que la segunda está compuesta por otros dos que hacen lo propio en 720p. En esta ocasión, analizamos K40H, con un disco duro de 40 Gbytes, zoom óptico de 10x y una distancia focal de 6.0 hasta 60 mm.

 

La grabación en alta definición de 720 líneas (una resolución de 1.280 x 720 píxeles) es una opción muy interesante, no solamente porque se reduce el precio final del dispositivo (sólo cuesta 699€, mientras que por 799€ tenemos el modelo de 80 Gbytes) sino también porque los LCD TV existentes en nuestros salones son, en su mayoría, HD Ready y no Full HD. Por tanto, el reescalado a la hora de reproducir estos contenidos es nulo. Eso sí, para obtener la mejor calidad de imagen, será necesario utilizar el conector HDMI o, en su defecto, el vídeo por componentes, ambos disponibles en la cámara y también en las televisiones actuales.

 

Uno de los detalles que nos ha agradado es el rápido arranque del sistema. En cuanto a la grabación, se trata de secuencias suaves y con una nitidez muy decente, aunque en condiciones de poca luz, le cuesta enfocar. Para estos casos, implementa un pequeño foco. Por último, destacamos otro punto fuerte de esta gama, su pantalla TFT de tres pulgadas en formato panorámico.