Toshiba presenta en España su primer televisor 3D sin gafas

Considerado «la estrella de la compañía», el nuevo televisor 55ZL2 cuenta con un espectacular panel de 55 pulgadas 4K (3.840 x 2.160 píxeles) y la posibilidad de disfrutar de imágenes en 3D sin gafas

Toshiba 55ZL2

17 mayo 2012

Considerado «la estrella de la compañía», el nuevo televisor 55ZL2 cuenta con un espectacular panel de 55 pulgadas 4K (3.840 x 2.160 píxeles) y la posibilidad de disfrutar de imágenes en 3D sin gafas

Toshiba lanza en España su televisor franquicia 55ZL2, un modelo que representa a la perfección que «la tele ha dejado de ser solo una pantalla para convertirse en el centro de entretenimiento».

En palabras de Jorge Borges, director de marketing de la firma japonesa, el «usuario, y no el fabricante, es el que define cuál es el centro de su hogar digital. Y la clave es que todos los dispositivos puedan comunicarse entre sí».

Esta afirmación cobra importancia si tenemos en cuenta que los adolescentes pueden pasar hasta once horas consumiendo información a través de una pantalla (naturalmente, no siempre la misma). En este sentido, el televisor, gracias a la posibilidad de conectarse a la Red y permitir un uso simultáneo de varios dispositivos, cumple con los requisitos para convertirse en el protagonista del hogar digital.

Toshiba 55ZL2 frontal

Las tres dimensiones, son tan solo un rasgo más que definen a un televisor como candidato a ser elegido centro de entretenimiento familiar, otras responden a una buena calidad de imagen y sonido, su diseño, conectividad, interacción con otros dispositivos y una interfaz de usuario atractiva. Sin embargo, el 3D goza de unas posibilidades de crecimiento muy grandes, sobre todo si tenemos en cuenta que es una tecnología que se veía frenada por la escasez de contenidos y la incomodidad de necesitar unas gafas, problemas que se están reduciendo paulatinamente.

Precisamente, el nuevo modelo 55ZL2 incorpora la tecnología necesaria para disfrutar de imágenes en tres dimensiones sin necesidad de usar gafas. Mucha «culpa», como señala Javier Morago, jefe de producto de la línea visual de Toshiba, es del procesador Cevo Engine. Diseñado junto a Sony e Intel, la nueva plataforma multiprocesador de siete núcleos y con una DRAM de 9,6 Gbps, ofrece la mayor capacidad de cálculo del mercado audiovisual, lo que le permite convertir imagen 2D a 3D y escalar cualquier resolución a casi Alta Definición.

La tecnología 3D sin gafas se asienta en el principio estereoscópico que envía de manera simultánea una imagen al ojo izquierdo y otra diferente al derecho. Ambas imágenes son recompuestas por el cerebro creando el efecto tridimensional. Para conseguir este proceso, Toshiba integra una lámina de micro-lentes en la pantalla que guía la imagen correcta a cada ojo de los usuarios.

Por si fuera poco, el modelo 55ZL2 presume de contar con un panel de resolución de 3.840 x 2.160, es decir 4K. Esta tecnología permite una calidad cuatro veces superior a una resolución Full HD. Y todo a un precio de 8.999 euros.

Temas Relacionados
Loading...