Trainz Railroad Simulator Classics

Aunque poco numerosos, los aficionados a los simuladores ferroviarios son un público fiel y más que cuando se innova dentro de un género que está muy limitado en cuanto a temática. Esta vez veremos dos modos de juego: Ingeniero y Maquinista

23 enero 2008

Así lo demuestra la saga de la desarrolladora Auran que nos presenta su quinto titulo. En esta ocasión encontraremos dos modalidades de juego principales: Ingeniero, con la que crear escenarios a nuestro gusto, y Maquinista, que es el simulador en estado puro. El primer modo permite moldear el entorno como deseemos teniendo un control total sobre el terreno. Así, es posible, con un poco de esmero y dedicación, lograr escenarios que nada tendrán que envidiar a los que vienen ya construidos con el juego.

 

En cuanto al Maquinista entramos en el simulador propiamente dicho, tomando el control de cualquier tren que se mueva por el escenario. El grado de realismo es elevado aunque, sino somos unos expertos, podremos optar por un sistema de manejo más sencillo, en vez de tener un control total de todos los elementos de la cabina. Hay que señalar que el juego sólo dispone inicialmente de dos escenarios preconstruidos, aunque podremos disfrutar en este modo de cualquiera de nuestras creaciones como ingeniero.

 

A nivel técnico el juego es bastante sencillo, con gráficos más bien austeros y un sonido correcto, pero alcanzando un alto grado de realismo que es lo que suelen buscar los aficionados al género. La interfaz está muy cuidada facilitando nuestra labor al máximo gracias a su sencillez y claridad. A pesar de ello, el juego resulta algo complejo al principio y cuesta hacerse con el control de todas sus posibilidades sino se está acostumbrado a este tipo de títulos. En cuanto a jugabilidad, está claro que no es un juego destinado a todos los públicos pero sin duda gustará a los aficionados de este peculiar género, ya que se trata de una buena puesta al día de una saga clásica, que incluso ofrece posibilidades multijugador.

 

Requiere:

Pentium 4 a 1,5 GHz, 1 Gbyte de RAM, tarjeta 3D de 128 Mbytes y 3 Gbytes de espacio en disco

 

Género:

Simulador ferroviario