Trauma Center: Second Opinion

Un simulador de operaciones quirúrgicas magníficamente adaptado a la consola Nintendo Wii, casi de la misma dificultad que una operación normal a corazón abierto. Absténganse las personas de pulso débil

13 agosto 2007

La primera entrega de este original juego apareció hace algo más de un año para DS, la consola portátil más innovadora de Nintendo. En aquel momento algunos títulos ya habían apuntado lo que puede lograrse aprovechando las casi infinitas posibilidades de la pantalla táctil de esta máquina, pero este simulador representó un soplo de aire fresco gracias, sobre todo, a su originalidad. Con este precedente no es de extrañar que este título sea uno de los más esperados para Wii. Y, afortunadamente, no nos ha defraudado.

 

Nuestro objetivo en esta entrega no difiere del que teníamos en Under the knife: superar con éxito todo tipo de intervenciones quirúrgicas, algunas sencillas y otras mucho más complejas, pero todas ellas muy realistas. No obstante, el marco en el que se desarrolla la acción no es otro que una trama muy elaborada en el que el protagonismo recae en un virus extremadamente dañino contra el que debemos luchar. Sin duda, la emoción está servida.

 

La factura técnica de este título es impecable. Sus gráficos ilustran la historia a la perfección, y el sonido es absolutamente correcto. Pero no es espectacular. Y no necesita serlo en absoluto. Su principal baza es su jugabilidad, y de esta cualidad tiene para regalar debido, sobre todo, al partido que han sabido sacar los programadores de Atlus al mando de Wii. Y es que este Second Opinion es uno de los juegos más apetecibles del catálogo de la consola de Nintendo. Ideal para cirujanos frustrados.

 

Multijugador:

Hasta 2 jugadores