UltraVNC

UltraVNC retoma la idea original de los laboratorios de AT&T y crea el mejor clon de la aplicación original VNC, que ha cosechado grandes críticas a lo largo de los últimos 15 años

21 abril 2008

Los que lleven un mínimo de años en este mundillo tendrán que recordar el famoso VNC, el programa de conexión remota por excelencia 100% libre y desarrollado en los laboratorios de AT&T de Reino Unido hace ya más de 15 años. Hoy día, el desarrollo del producto original está abandonado, aunque no muchos de los clones que surgiendo a su rebufo. Tal es el caso de UltraVNC, el que podría considerarse como el mejor de las evoluciones del programa original. Además del control remoto, con velocidad y retardos muy mejorados, esta versión ofrece funciones extras, como el intercambio de archivos (comprimiendo la información en ZIP antes de transmitirla) o la apertura de sesiones de chat.

 

Por otra parte, en el momento de realizar la conexión, permite elegir la calidad del enlace (según el ancho de banda que tengamos disponible), así como la utilización de plugins, como el que encripta todos los datos enviados/recibidos con el algoritmo MD5. Desde el punto de vista funcional, al igual que el Radmin, necesita que nos encontremos en la misma red y abramos puertos del cortafuegos, o contemos con una VPN/redirijamos puertos del router (por defecto el TCP 5900) si queremos acceder desde el exterior.

 

Aunque este producto es gratuito, ofrece una velocidad de control menor y no cuenta con un panel desde el que controlar de manera unificada varios equipos. Es decir, cada vez que arranquemos el cliente, tendremos que saber e introducir su IP o nombre DNS para conectarnos a él. Ahora bien, no podemos olvidar que VNC es un estándar y UltraVNC compatible con él. Esto quiere decir que podremos conectarnos desde cualquier plataforma distinta a Windows (Mac, Linux, Solaris, etc.) con sólo contar con un cliente VNC compatible.