Análisis

Videocámara con disco duro Panasonic HDC-HS900

Esta completa videocámara incorpora tres sensores CMOS que, combinados con el procesador Crystal Engine Pro, permiten grabar vídeo de gran calidad y nitidez

Pablo Montañés

Videocámara Panasonic HDC-HS900

21 junio 2011

La mayoría de los detalles que exhibe el modelo más completo de la gama alta de consumo de Panasonic nos ha convencido.

En primer lugar, es de agradecer la incorporación de los tres sensores CMOS, que procesan la luz a través de los colores básicos (rojo, verde y azul) por separado y que posteriormente se mezclan nuevamente con la ayuda del procesador de imagen para conseguir secuencias realmente fidedignas.

Panasonic es de los pocos fabricantes que ha mantenido su apuesta por este triple sistema, y lo ha hecho a costa de no poder reducir mucho más el tamaño del cuerpo de la cámara, un detalle que no debería tener en cuenta el usuario avanzado de vídeo. Asimismo, parte de la culpa de dicha envergadura la tiene el disco duro incluido, aunque disponer de 220 Gbytes de espacio de almacenamiento (además de una ranura para tarjetas SD/SDHC) abre la puerta a horas y horas de grabación sin necesidad de tener que volcar los vídeos a otro dispositivo, como pueda ser el ordenador.

Por otro lado, la combinación de este sistema de sensores y el procesador Crystal Engine Pro, utilizado ya en multitud de ocasiones por Panasonic, brindan la posibilidad de grabar vídeo con una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles a 50 fps, lo que da lugar a una calidad y nitidez de imagen extraordinarias. Panasonic es de los pocos que ofrece tal despliegue de cuadros por segundo, lo que sin duda es de agradecer.

Temas Relacionados
Loading...