IDF 2011: Llega la revolución de los ultrabooks

Mooly Eden asegura que estos equipos representarán una revolución comparable a la que supuso el lanzamiento de las unidades de CD-ROM o la tecnología WiFi

Juan Carlos López Revilla

Mooly 1

16 septiembre 2011

Mooly Eden es un auténtico artista. Su sola presencia en el escenario desata pasiones. Pero lo llamativo es que es el directivo de Intel más entusiasmado ante la inminente llegada de los ultrabooks. Y es que asegura que representarán una revolución comparable a la que supuso el lanzamiento del CD-ROM o la tecnología WiFi.

La transformación del PC ya está en marcha. O, al menos, esto es lo que aseguran los responsables de Intel. Y el más entusiasmado con esta idea es Mooly Eden, sin duda el más expresivo de los vicepresidentes de la compañía. Comenzó su divertida conferencia exponiendo el enorme crecimiento que ha experimentado el mercado de los PCs a lo largo de la última década y media, y continuó explicando el considerable progreso que están experimentando algunos países en vías de desarrollo, como Turquía, Indonesia, Filipinas o India. Pero no tardó en explayarse al hablar de los ultrabooks, la nueva gama de ordenadores portátiles que, según Intel, impactará en el mercado en 2012 con unas ventas que oscilarán en torno al 40% del total de equipos vendidos, y lo copará sin remisión en 2013.

Las aportaciones en materia técnica de la microarquitectura Ivy Bridge son cuantiosas. Antes de seguir adelante es importante recordar que una microarquitectura es una implementación particular en silicio de una arquitectura (en este caso, la x86). La combinación, por una parte, de la tecnología de integración de 22 nm, y, por otra, de la disposición de los transistores en un espacio tridimensional, bautizada esta última técnica por los ingenieros de Intel como Tri-Gate, garantiza un consumo y un nivel de disipación de calor sensiblemente inferiores a los ofrecidos por la segunda generación de chips Intel Core. Y, a la par, un rendimiento muy superior. La lógica gráfica implementada en el seno de la CPU también ha sido profundamente rediseñada. En adelante será compatible con la API (interfaz de programación de aplicaciones) DirectX 11, y, como cabía esperar, su productividad será mayor que la ofrecida por los procesadores de segunda generación.

Desde los primeros minutos de su conferencia, Eden hizo un esfuerzo claramente perceptible para explicar a su público que el único objetivo de las innovaciones tecnológicas que estaba esbozando era fomentar la creatividad de los usuarios. Ofrecerles una experiencia enriquecedora y positiva. Y para lograrlo confesó que su finalidad era conseguir que los ultrabooks no sean solo ordenadores portátiles finos, ligeros y bonitos, sino también que tengan potencia suficiente para enfrentarse a un abanico de aplicaciones muy amplio y garanticen una autonomía más dilatada que la ofrecida por los equipos actuales. También aseguró que no serán máquinas necesariamente caras, aunque es evidente que la última palabra en este ámbito la tendrán los ensambladores, pues el precio de los ultrabooks no solo estará condicionado por el coste de la CPU, sino también por el de los demás componentes.

Mooly 2

Los responsables de Intel son ambiciosos. Y es comprensible. Es necesario serlo para seguir innovando. No obstante, lo realmente importante es que el carácter de los ultrabooks estará delineado por varias tecnologías profundamente reformadoras, pero, ante todo, diseñadas para hacer posibles las cualidades que hemos enumerado en el párrafo anterior. La técnica Turbo es solo una de ellas. Y es que el TDP (índice de disipación térmica) de los próximos chips Intel Core será inferior al de sus predecesores, incluso, cuando alguno de los núcleos trabaje a una frecuencia de reloj superior a su valor nominal para aprovechar el calor que no están disipando uno o varios núcleos ociosos. Además, Rapid Start permitirá iniciar el PC en algo menos de 10 segundos (como pudimos comprobar en una de las demostraciones); Smart Connect facilitará la actualización de los contenidos incluso cuando el equipo esté «dormido», y Smart Response combinará las elevadas prestaciones de un disco duro SSD, que hará las veces de una memoria caché, con la elevada capacidad de almacenamiento de un disco mecánico tradicional.

Pero, sin lugar a dudas, una de las innovaciones más importantes atañe a la seguridad de la información. Y es que Intel Anti-Theft Technology permitirá a los propietarios de un ultrabook eliminar remotamente los datos de su PC e, incluso, bloquearlo, si éste cayese en malas manos.

Asus, Acer, LG, Samsung, Toshiba y Lenovo son solo algunos de los fabricantes que, previsiblemente, comercializarán estos equipos en breve (probablemente a tiempo para la campaña navideña). Mientras tanto, solo nos queda esperar que los microprocesadores Ivy Bridge, que estarán disponibles durante el primer semestre de 2012, estén bien arropados por los demás componentes de estos portátiles. De otro modo, el ambicioso y esperanzador objetivo de Intel podría quedar en «agua de borrajas». Pero incluso esta desalentadora posibilidad ha sido minimizada de una forma inteligente: creando un fondo de inversión de 300 millones de dólares utilizados para reforzar aquellas iniciativas empresariales que contribuyan al desarrollo de la nueva plataforma.

Temas Relacionados