Análisis + vídeo

Acer Aspire S3, el primero de los nuevos ultrabooks

La inspiración en el Macbook Air de Apple es innegable, pero eso no quita que el Acer Aspire S3 sea una máquina versátil, ligera y perfecta para servir de equipo primario de trabajo sobre Windows

Carlos Zahumenszky Hierro

Acer Aspire S3 Ultrabook

20 octubre 2011

Acer ha puesto toda la carne en el asador para romper su imagen de fabricante basado en volumen y bajos precios, y competir en la prestigiosa liga Ultrabook. Su apuesta en este nuevo segmento se llama Acer Aspire S3, y cuenta con no pocas virtudes para el que quiera un equipo con las espectaculares dimensiones del Macbook Air, pero que corra bajo Windows 7 y no sea tan especial en sus conexiones.

Una de las piezas angulares tras el concepto Ultrabook es que se trata de portátiles siempre preparados. De hecho, el Acer Aspire S3 cuenta con una tecnología denominada Instant On, que le permite, en teoría, despertar del estado de reposo en menos de dos segundos. Aunque la práctica no es tan precisa como lo que reza su publicidad, lo cierto es que el Acer Aspire S3 despierta con rapidez y ofrece un rendimiento similar al de un portátil de gama media alta, pero con el peso de un netbook y un grosor que hace que la gente vuelva la mirada no sin cierta envidia.

Bien balanceado en autonomía de batería aunque con algunas carencias y puntos menos fuertes, el Acer Aspire S3 tendrá que competir con modelos de Lenovo, Asus y Toshiba. Irónicamente, sus pequeñas ausencias respecto a estos otros ultrabooks podrían verse compensadas con su precio, a priori bastante más bajo que el de modelos de la competencia. Lo tendremos en las tiendas antes de que acabe el año.

Nuestros técnicos han probado el primer ultrabook de la compañía taiwanesa. Te ofrecemos la toma de contacto en el siguiente vídeo.

Almacenamiento a gusto del consumidor

Acer quiere ofrecer flexibilidad a la hora de elegir almacenamiento. Los fanáticos de la velocidad pueden optar por discos SSD Intel 240 Gbytes. Los que, por contra, necesiten más capacidad pueden decantarse por discos duros híbridos de hasta 320 Gbytes + 20 Gbytes SSD. La mala noticia es que, además de incrementar la temperatura, estas últimas unidades reducen la duración de la batería en una hora.

Acer Aspire S3 Ultrabook 2

Chasis metálico y ultrafino

El Acer Aspire S3 está envuelto en una carcasa de aleación de aluminio y aluminio, un material muy ligero y resistente utilizado en algunos móviles. El acabado en imitación a cepillado consigue minimizar las huellas dactilares que tanto afean las carcasas. Aunque el diseño no está tan bien acabado como el de otros ultrabooks como el Asus UX31, el S3, con sus tornillos vistos, permite un acceso más sencillo al interior si queremos cambiar componentes en el futuro.

Acer Aspire S3 Ultrabook 3

Ventilación inteligente

La refrigeración del Acer Aspire S3 está muy bien pensada. Todo el sistema depende de un único ventilador extraplano que gira a baja velocidad para minimizar el ruido. El procesador Intel de ultra bajo consumo no genera excesivo calor; y los componentes más agobiantes, como el disco duro, se han llevado a la parte posterior con una placa disipadora externa. La salida de aire principal está también en la parte posterior. El resultado es un equipo frío, incluso después de muchas horas de uso.

Acer Aspire S3 Ultrabook 4

Sonido digno

Con altavoces integrados en la panza y junto a la ranura de ventilación, el sonido del Acer Aspire S3 es bastante bueno si consideramos su extraordinaria delgadez. El equipo soporta Dolby Home Theater y consigue reproducir sonido de cine o música con bastante dignidad.

Acer Aspire S3 Ultrabook 6
Temas Relacionados