Acer Ferrari One, el portátil de Fernando Alonso

Un netbook de lujo con procesador AMD de doble núcleo con una configuración muy superior a la de cualquier otro del mercado, estando más cerca a la de cualquier portátiles de gama media. ¡Y con el atractivo color rojo que se va a poner tan de moda esta temporada!

Enrique Sánchez rojo

8 marzo 2010

Hace años que Acer nos ofrece la gama de portátiles Ferrari. Equipos que combinan un atractivo diseño, acorde con la imagen de la compañía italiana de coches deportivos, con los valores que representa: deportividad, exclusividad y última tecnología.

En el caso del Ferrari One, Acer se ha atrevido a crear un netbook muy diferente a lo habitual, sobre todo si tenemos en cuenta su elevado precio. A cambio tenemos un equipo repleto de atractivos detalles, y con una configuración muy superior a la de cualquier otro netbook del mercado, que lo acerca a la de cualquier portátil de gama media.

La pantalla de 11,6” y resolución de 1.366 x 768 ppp utiliza retroiluminación LED, algo que ayuda, junto con la batería de seis celdas, a mejorar la autonomía de un equipo que en nuestras pruebas de Productividad con MobileMark 2007 ha obtenido una cifra cercana a las cinco horas. Es menor que la de muchos netbook con Intel Atom, pero a cambio es capaz de ejecutar sin problemas Windows 7 Home Premium, y disfrutar incluso de juegos no demasiado exigentes o vídeo HD. También destaca la conectividad, con tres puertos USB, audio digital SPDIF y conexión ATI XGP Port para conectar una tarjeta gráfica externa de ATI.

Un curioso detalle, aunque algo fuera de lugar: ¿Para qué conectar un motor gráfico de alto rendimiento si tenemos una CPU bastante limitada? Quizá habría sido más práctico una salida HDMI para conectar a la TV o el proyector.

Atractivo, pero caro

Entrando en valoraciones, es innegable que la carcasa en color rojo Ferrari con su escudo en la parte trasera de la TFT, o los detalles en rojo que rodean laterales y botón de encendido, tienen un gran atractivo. Para los amantes del motor y los productos exclusivos, será un modelo que sin duda atraerá sus miradas.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría con portátiles Ferrari de gamas anteriores, apreciamos una bajada de calidad en la carcasa y sus plásticos. Quizá lo suficiente como para, bajo nuestra opinión, defraudar al cliente exigente que esta dispuesto a pagar el alto precio que cuesta este netbook.

A pesar de lo anterior hay que ser justos: el nivel de prestaciones que ofrece este Ferrari One esta muy lejos del que encontramos en cualquier netbook de 300 euros con procesador Atom, una cuarta parte de RAM y un motor gráfico integrado. Además, no olvidemos que la pantalla ofrece una resolución bastante elevada que permite trabajar cómodamente con múltiples ventanas y documentos, mientras que el teclado tiene un tamaño que permite utilizarlo con bastante comodidad.

Al final, será decisión del consumidor si opta por emplear los casi 600 euros que vale este netbook de lujo en un producto exclusivo y con una estética única, o directamente se decide por alguno de los últimos portátiles ultrafinos, con pesos muy similares, pero pantallas y teclados algo más grandes. Eso sí, la espectacularidad de este Ferrari no la encontrará en otros productos.

Temas Relacionados
Loading...