Amilo Sa 3650, solvencia en un tamaño reducido

En los portátiles tradicionalmente ha sido complicado integrar gráficos realmente potentes. Sólo en determinados modelos especialmente voluminosos es posible encontrar tarjetas gráficas adecuadas para jugar con títulos recientes DirectX 10

Manuel Arenas

28 abril 2009

Sin embargo, AMD ha desarrollado la tecnología precisa para combinar movilidad y jugabilidad en una solución portátil mediante la implementación de un conector externo especialmente pensado para llevar la interfaz PCI Express al exterior.

A este conector se enchufa una caja externa en cuyo interior se aloja el chip de vídeo junto con las entradas y salidas y un concentrador USB. Estos gráficos externos se activan al conectar la caja al portátil, dejando en un segundo plano a los gráficos integrados, o combinando ambos para habilitar configuraciones multimonitor.

Modularidad y estética

Este Amilo Sa 3650 es el primer modelo que incorpora esta tecnología. La alimentación de la caja GraphicBooster se realiza mediante una fuente externa similar a la del propio portátil. La tecnología es la de los modelos de sobremesa Radeon HD3870, muy superior a la GPU Radeon HD3200 incluida en el portátil. De este modo, es posible usarlo con normalidad para un equipo con pantalla de 13,1" cuando se necesita movilidad y configurarlo como un sistema de juegos de gama media cuando se está en casa.

Estéticamente, la caja externa está en la línea del propio portátil, con los habituales tonos blanco y negro de la gama Amilo y, además, hace las veces de concentrador USB. Por su parte, el cable que conecta la caja con el portátil está bien hecho y la conexión es robusta.

El diseño del conector ha sido uno de los puntos más complicados que tuvo que resolver AMD, que contempla también conectores compatibles con PCI-E x16, mientras que el modelo analizado usa un cable PCI-E x8. El portátil como tal usa la plataforma Puma de AMD, con un procesador Turion X2 a 2,4 GHz que ofrece un rendimiento suficiente para mover aplicaciones ofimáticas y multimedia.

En conjunto es una propuesta que merece la pena tener en cuenta en cualquier decisión de compra donde el apartado de los juegos sea relevante, pero al mismo tiempo se busque una solución suficientemente portátil como para poder llevarse el equipo encima sin problemas de peso. La tecnología XGP está bien interpretada por parte de Fujitsu Siemens a través de la caja GraphicBooster, única en su categoría por el momento.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });