Comparativa

Analizamos siete mini-PCs de diversos formatos y precios

El tamaño reducido de los mini-PCs y sus capacidades de reproducción de vídeo en alta definición los convierten, a priori, en máquinas interesantes para el salón. Veamos si todos cumplen con lo prometido

Alberto Castro Gallardo

MiniPCs de salón principal

7 septiembre 2011

Hace tiempo que los sobremesas perdieron su hegemonía en el mercado del PC, cediéndole el trono a los portátiles. Para recuperar parte del espacio perdido en nuestros hogares, se han tenido que reinventar de diversas formas: ofreciendo prestaciones muy superiores (enormes discos duros, tarjetas gráficas de potencia extrema y cantidades ingentes de memoria RAM), fusionándose con la propia pantalla para dar lugar a los Todo En Uno (AiO, All In One) o, como en el caso que nos atañe, reduciendo su tamaño para lograr un hueco junto al televisor en el salón.

No obstante, lo primero que nos ha llamado la atención es la enorme diversidad que existe en cuanto a formatos y tamaños. Los tenemos en formato cubo, similares a un reproductor de DVD o idénticos a una consola de videojuegos, pero también nos encontramos con chasis que parecen más un sobremesa reducido a la mitad que un equipo verdaderamente pensado para la sala de estar.

Si miramos en su interior, las opciones también son enormemente variadas: procesadores Intel Core i3 o i5, sus equivalentes más antiguos (como los Intel Core 2 Duo) y alternativas de bajo consumo como Intel Atom o los recién llegados AMD Fusion, que integran CPU Y GPU en el mismo encapsulado.

En lo que sí parece haber un mayor consenso es en la potencia gráfica que ofrecen, siendo máquinas algo limitadas para videojuegos y ciñéndose a reproducir vídeo en alta definición sin excesivas florituras. Por último, otro aspecto en el que el baile de cifras es amplio es en su precio. Así, hay modelos disponibles por algo menos de 250 euros y otros que superan los 800, sin duda un factor determinante.

Lo que hemos de tener en cuenta necesariamente es el uso que pensamos darle al ordenador, si recurriremos a él solo de forma ocasional para navegar por Internet, ver películas y realizar tareas ofimáticas o si, por el contrario, pretendemos que sea el único PC de nuestra casa. En función de lo que escojamos, el precio y las prestaciones podrán ser mayores o no, ya que en todos los segmentos analizados disponemos de alternativas válidas.

MiniPCs de salón intro 1

El tener integrada la fuente de energía en el equipo es importante para no romper la armonía estética de nuestro salón.

El ordenador ideal

Pero, ¿qué características debería tener un hipotético mini-PC perfecto? En nuestra opinión, y por evidente que parezca, es fundamental que no sea más voluminoso que los aparatos que solemos tener en la sala principal de la casa, aunque ello signifique un rendimiento en teoría más bajo. Si nos vemos obligados a buscarle un hueco junto un televisor que (conviene no olvidarlo) ahora ya es plano, rompemos la armonía estética y nos complicamos nuevamente la vida para organizar nuestro salón.

Igualmente, y dado que viene a sustituir al resto de reproductores de medios, contar con unidad óptica, lector de tarjetas y un número suficiente de puertos USB es más que recomendable; de lo contrario, solo podremos ver películas o escuchar música desde nuestro disco duro. Al respecto, el almacenamiento es otro factor a tener en cuenta, para no vernos obligados a segregar nuestra colección de archivos digitales.

En cuanto a gráficos, además de ser capaz de reproducir vídeo en HD, el mini-PC tiene que contar con conexión HDMI para disfrutar adecuadamente de la alta definición, siendo recomendable también que sea compatible con otros estándares anteriores (como DVI), para no dejar de lado a las pantallas menos modernas.

Otras opciones, como la existencia de mando a distancia compatible o la inclusión de sintonizadora y/o grabadora de televisión, son también bienvenidas para dar con el equipo perfecto. En lo que respecta a este último aspecto, ninguno de los que hemos analizado en nuestro laboratorio contaba con tal prestación incorporada de serie.

Otros aspectos interesantes que se deben tener en cuenta

MiniPCs de salón intro 2

En la decisión de compra, también influye el equipamiento previo del que dispongamos, ya que por norma general tendremos que aportar nuestro propio ratón y teclado (preferiblemente inalámbricos, pues los utilizaremos desde el sofá) y, lógicamente, un monitor o televisor con la entrada de vídeo pertinente. Este es uno de los aspectos en los que más flojean los mini-PCs revisados, puesto que si su precio no es realmente atractivo, su rentabilidad puede desvanecerse y hacer que otro tipo de dispositivos resulten más apetecibles por pocos euros más.

De hecho, la competencia que tienen los mini-PCs en lo que a ocio digital se refiere es verdaderamente abrumadora. Hoy en día, podemos conectar a la televisión un portátil, un netbook, una tableta o incluso un «modesto» teléfono móvil. Además, podemos suplir su teórico hueco como rey del salón con discos duros multimedia u otros dispositivos que acercan Internet a la TV, como el Apple TV o Blu:sens web:tv, de precio mucho más asequible y prestaciones muy interesantes para la informática de consumo.

Así probamos los equipos

Al igual que en comparativas anteriores, nuestras pruebas de Laboratorio han girado en torno a los benchmarks más estandarizados: PCMark Vantage y 3DMark06, SiSoft Sandra 2011 y el valor que refleja la Experiencia en Windows, integrada en Windows Vista y Windows 7.

El primero de ellos, PCMark Vantage, somete al equipo durante noventa minutos a un amplio abanico de pruebas de rendimiento, que atienden a tareas reales como el tratamiento de vídeo, audio y texto o al funcionamiento de su disco duro y memoria. De esta forma, podemos saber qué tal se comporta cada máquina en un campo determinado y comparar su rendimiento global entre sí.

MiniPCs de salón intro 3

SiSoft Sandra 2011 mide el rendimiento de la CPU, sometiéndola a un uso intensivo

Por su parte, 3DMark se centra en analizar el rendimiento gráfico y, aunque ya existen versiones más modernas como 3DMark11 o 3DMark Vantage, hemos tenido que recurrir a la versión 06, ya que sus exigentes pruebas no pudieron ejecutarse con normalidad en todos los ordenadores de esta comparativa, debido a sus modestos motores integrados.

En cuanto a SiSoft Sandra, además de hacer un exhaustivo resumen de todos los componentes presentes en el mini-PC, somete a análisis a su CPU y a sus capacidades multimedia.

Por último, plasmamos también los resultados obtenidos en la Experiencia en Windows como herramienta de gran utilidad para comparar su funcionamiento bajo el sistema operativo de Microsoft.

Loading...
'); doc.close(); });