Análisis

Apple iMac 21,5’’, Todo en Uno con almacenamiento Fusion Drive

La nueva generación iMac es espectacular, especialmente los relativos al proceso de fabricación y montaje. Y también por su diseño, donde se reduce el grosor de la pantalla a la mínima expresión

Javier Rodríguez

Apple iMac 21,5’’

4 febrero 2013

La nueva generación iMac de finales de 2012 es espectacular en muchos sentidos, especialmente los relativos al proceso de fabricación y montaje. Y también por su diseño, donde se reduce a la mínima expresión el grosor de la pantalla, dejándola en tan solo 5 mm.

También destaca porque son los primeros equipos de Apple en ofrecer, como configuración opcional, el almacenamiento Fusion Drive, donde una unidad SSD de 128 Gbytes y un disco duro de 1 Tbyte, en la configuración evaluada, actúan combinados como un único volumen lógico y de forma completamente transparente de cara al usuario.

Apple iMac 21,5’’ detalle 2

La virtud de la tecnología Fusion utilizada por Apple, a diferencia de la empleada por otras tecnologías de almacenamiento, como la híbrida o el «cacheado» introducido recientemente por Intel, reside en que en este caso será el propio gestor de almacenamiento quien se encargue de mover de forma inteligente tanto los archivos como las aplicaciones más utilizadas al SSD, de modo que su acceso resulte más ágil.

Por supuesto, otro cambio fundamental es la adopción de la arquitectura Ivy Bridge, donde ahora se utilizan procesadores Core i5 de cuatro núcleos (8 hilos) a frecuencias de 2,7 y 2,9 GHz, y donde tenemos la opción de configurarlos a medida con el procesador Core i7 con una frecuencia de 3,1 GHz, que puede alcanzar los 3,9 GHz.

Pero lo más llamativo es que se trata del primero de los equipos de sobremesa de Apple donde no se puede realizar una operación tan común como la ampliación de memoria, una limitación que hasta ahora Apple venía imponiendo solo a su gama de portátiles. Sobre las opciones de ampliación y dispositivos, la reducción del grosor aplicada también supone la pérdida de la unidad óptica SuperDrive, siguiendo así la clara dirección marcada desde hace años primero en los MacBook Air, y después en los MacBook Pro.

¿Y en la práctica?

Para lograr un grosor de 5 mm Apple ha eliminado el pequeño vacío que en anteriores generaciones del modelo existía entre el cristal protector y el panel. La consecuencia es una reducción de los reflejos en un nada despreciable 75%, que se traduce en unas imágenes con un color saturado y una definición excelente.

El rendimiento ha sufrido un incremento asombroso. La unidad Fusion Drive ofrece unos picos de 380 Mbytes/s en SSD y 108 Mbytes/s cuando el trabajo se realiza en el disco mecánico. La CPU, por su parte, es un 86% más rápida que la del iMac 21,5” de 2011.

Apple iMac 21,5’’ detalle

Ahora el iMac incluye 4 puertos USB 3.0, ranura SDXC, 2 puertos Thunderbolt y Ethernet Gigabit. Desaparece la entrada de audio y se mantiene la salida analógica/digital

Pruebas

Evaluación Experiencia en Windows 8

  • Puntuación total: 4,8 puntos
  • Procesador: 6,9 puntos
  • Memoria (RAM): 5,9 puntos
  • Gráficos: 4,8 puntos
  • Gráficos de juego: 6,2 puntos
  • Disco duro principal: 5,9 puntos

PCMark 7 Professional

  • Puntuación final: 2.912 puntos
  • Productivity score: 1.860 puntos
  • Creativity score: 3.192 puntos
  • Entertainment score: 3.460 puntos
  • System storage score: 1.552 puntos

3DMark 11 Professional

  • Puntuación final: 2.555 puntos (performance)

SiSoft Sandra 2013

  • Dhrystone Integer SSE4.2: 139,23 GIPS
  • Whetstone FP64 SSE3: 88,56 GFLOPS
  • Rendimiento memoria: 5 Gbytes/s
  • Ancho de banda memoria: 20 Gbytes/s
  • Latencia memoria: 24,2 ns
  • Velocidad de transferencia del disco: 87,4 Mbytes/s
  • Tiempo de acceso aleatorio: 12,4 ms

Loading...