Asus Crosshair IV Formula: la máxima expresión de AMD

La trayectoria de Asus en el segmento de las placas base es impecable en términos tecnológicos. Con cada generación, la firma mejora las características de previas gamas y añade funcionalidades al amparo de los desarrollos de los fabricantes de chipsets y procesadores

Manuel Arenas

19 julio 2010

En la plataforma de AMD, la reciente introducción del procesador Thuban de seis núcleos y el chipset 890FX junto con el SB850 ha servido para inspirar este modelo Crosshair IV Formula de Asus. Es perfectamente compatible con los nuevos procesadores Phenom II X6 de AMD, al tiempo que con características enfocadas a sacar el máximo partido de estas CPU y las anteriores con zócalo AM3. En especial, explota la característica Core Unlo­cker, que automáticamente habilita los núcleos desactivados en gamas de productos como los Phenom X3, y también es de esperar que lo haga en las futuras gamas con tecnología Thuban, donde dos de los seis núcleos estarán desactivados y donde esta tecnología Core Unlocker puede dar mucho juego si al final permite desbloquearlos fácilmente. De este modo, se podría tener un procesador de seis núcleos con un precio poco por encima de los 140 euros o incluso por debajo de ese precio.

Facilidad de uso

Por otro lado, esta placa cuenta con todo tipo de conexiones, incluyendo USB 3.0 o SATA 6 Gbps. La presencia de botones para activar o desactivar funcionalidades como el overclocking automático o el activador de cores es clave para entender la filosofía de facilidad de uso de Asus. También cuenta con la tecnología Memory OK para ajustar los parámetros de memoria o con un pulsador para resetear la BIOS en caso de problemas. Asimismo, incluye la conexión ROG Connect para controlar el overclocking desde otro ordenador conectado remotamente. Es decir, todo un compendio de facilidades para los entusiastas que quieran exprimir el rendimiento de su procesador AMD. Con el modo de overclocking automático, la velocidad alcanzada fue de algo más de 3,7 GHz y, configurando manualmente el valor del multiplicador y el voltaje, se llegó hasta los 4 GHz de manera estable con un ventilador estándar.

Por su parte, el software de Asus es muy efectivo a la hora de modificar los parámetros por defecto, para monitorizar el estado de los componentes o para llevar cuenta de las actualizaciones de la BIOS o de las propias aplicaciones del sistema.

Temas Relacionados