Asus G2SG

Encuadrado en los llamados “portátiles de sobremesa”, encontramos una máquina pensada para los amantes de los juegos, que buscan un equipo compacto y dotado de cierta portabilidad

6 mayo 2008

La propuesta de Asus recuerda mucho al G2K con procesador AMD Athlon 64 X2 que tuvimos en nuestras manos hace un par de meses. De hecho, pertenece a la misma gama de producto y, como aquél, esta dirigido al llamado segmento del gaming móvil.

 

Dentro de este apartado, podemos englobar a aquellos usuarios que, contando con un presupuesto holgado, buscan un equipo compacto e incluso portable, para sustituir a su PC de sobremesa como máquina para juegos.

 

La realidad es que, a la vista de los resultados de nuestras pruebas poco podemos reprocharle, sobre todo en el apartado gráfico, donde ha obtenido las cifras más altas de toda la comparativa. En este sentido, sorprende la gran diferencia obtenida frente al equipo de Ahtec, aunque en PCMark Vantage se sitúe ligeramente por detrás del Fujitsu-Siemens.

 

Entrando en valoraciones, la terminación y calidad de acabados es realmente destacada, y se encuentra a la altura de producto de gama alta como éste. La disipación de calor es elevada, aunque comprensible por el motor gráfico utilizado. Echamos de menos, eso sí, la presencia de un teclado numérico como en otros equipos analizados.

Pruebas:

PCMark Vantage: 3380

3DMark06: 5203