Backups

Unos cuantos fundamentos básicos

Dani Castillo

Backups

29 septiembre 2017

Cuando hablamos de backups, en general pensamos sobre todo en grandes empresas.

Y los que tenemos cierta edad nos acordamos de los múltiples medios de backup que hemos ido utilizando a lo largo de los años:

Rollos de cinta, discos floppy de 5 1/4, los archifamosos IOMega ZIP, cintas de backup de tipo DDS en sus múltiples variantes, discos duros externos... de todo!!!

Cintas

Y todo para asegurarnos de que los datos críticos de la empresa estuvieran a salvo en caso de desastre (o de que algún usuario pulsase la tecla equivocada...).

Desde un fallo en un disco duro, a un ordenador que sale ardiendo, extintores disparados en el lugar equivocado, vasos de zumo de frutas (deliciosamente pegajosos) que caen encima de un portátil...

ups

El peligro está ahí fuera (y ahí dentro también, de hecho), y lo mejor es estar preparado.

Por eso hoy me voy a encargar de darte unas nociones de qué tipos de backup existen y sus diferencias, para que así puedas aplicarlo a tus necesidades.

Abróchate que arrancamos!

Lo primero es diferenciar algo que, más a menudo de lo que te puedas imaginar, se confunde al hablar de backups:

  • Backups de archivos por un lado
  • Archivados por otro

A pesar de tener elementos comunes, el archivado se suele realizar en soportes que no tienen un gran coste pero sí una larga durabilidad, para elementos que no han de ser consultados a menudo, ni mucho menos modificados.

De hecho, los archivados se suelen realizar en un formato específico, no siendo "copias" de archivos normales.

En nuestro caso hablamos de Backups de archivos, y vamos a diferenciar entre tres tipos que son los más extendidos:

  • Completo
  • Incremental
  • Diferencial

Completo

Poco hay que decir de este tipo de backup, ¿no?

Tomará todo aquello que le indiquemos y realizará una copia a destino.

Como ventaja está claro, estará todo en su última versión.

Y como desventajas, obviamente, el tiempo que tardará en realizar la copia y el espacio a ocupar.

Si tenemos 100 ficheros y lanzamos un backup copiará... los 100 ficheros. Siempre. Sin importar si se han modificado o no.

Estos backups se suelen usar en determinadas programaciones como mensuales o semanales, para guardarlos durante un cierto tiempo y luego ser sustituidos.

Incrementales

Estos backups lo que hacen es guardar únicamente aquello que haya cambiado desde el último backup (sea del tipo que sea).

¿Cómo se explica esto?

Pues pongamos que has hecho un backup completo de 100 archivos. Y durante una semana trabajas en 30 de ellos.

Si lanzas un backup incremental, el software de backup detectaría que la última copia "full" es la de los 100 ficheros y, comparando, verá que sólo esos 30 han sufrido modificaciones y, por tanto, los copiará de nuevo.

Así, partiendo de un backup inicial (completo) de 100 ficheros, el siguiente (incremental) será de tan sólo 30.

Si en la segunda semana trabajas en 20 ficheros, el backup será sólo de esos ficheros modificados.

Por tanto tendríamos:

  • Primera semana, backup completo de 100 ficheros.
  • Segunda semana, se copiarían sólo los 30 ficheros modificados.
  • Tercera semana, se copiarían los 20 modificados esa semana.

Son rápidos, ocupan poco espacio en general, y se pueden ejecutar tantas veces como queramos ya que sólo copiarán los archivos cambiados.

Diferenciales

Se parecen a los incrementales, pero tienen una importante diferencia.

El primer backup que se haga tras un completo será igual que un incremental, y copiará sólo aquello que haya cambiado desde el primer full.

Sin embargo el siguiente volverá a copiar los datos del primer diferencial más los que hayan cambiado entre uno y otro.

Es decir: copiará siempre todo aquello que haya cambiado con respecto al último backup completo.

Por usar el ejemplo de antes, tenemos 100 ficheros, en la primera semana modificamos 30 y en la segunda otros 20.

Por tanto, si usáramos backups diferenciales tendríamos lo siguiente:

  • Primera semana, los 100 ficheros iniciales.
  • Segunda semana, los 30 modificados.
  • Tercera semana, los 30 de la segunda más los 20 de la tercera. Total, los 50 ficheros que se han modificado desde el último completo.

Y ahora...

¿Cómo lo ves? ¿Te ha quedado claro?

Con esto ya tienes unas pequeñas nociones para saber qué tipos de backups puedes usar.

Aunque existen muchos más tipos de backups, estos son los más habituales y a los que, seguramente, más partido le puedas sacar en tu casa.

Y ahora, si quieres empezar a probar, ¿qué tal si vas a "Cobian" y descargas este programa para empezar a probarlo?

Si te parece interesante, podemos hablar de forma más extensa sobre backups y hacer ejemlos prácticos con Cobian.

Loading...
'); doc.close(); });