Mirada experta

Chromebooks, los primeros ordenadores con Google Chrome OS

Samsung y Acer abren este segmento con el Samsung Serie 5 y el Acer ZGB, dos equipos casi gemelos que prácticamente carecen de disco duro: toda su información y aplicaciones se almacenan en la Nube

Carlos Zahumenszky Hierro

Samsung Chromebook Serie 5

19 octubre 2012

Tras meses oyendo hablar de Chrome OS, el sistema operativo de Google, la compañía del buscador por fin mueve ficha e irrumpe en el mercado de los portátiles con una apuesta tan vanguardista como arriesgada. Los Chromebook inauguran un nuevo concepto de equipos que emplean la conexión a Internet como base de su funcionamiento.

La primera hornada de máquinas equipadas con Chrome OS está formada por el Samsung Chromebook Series 5 y el Acer Chromebook ZGB. Salvo por el tamaño de la pantalla, ambos dispositivos comparten casi todas sus especificaciones y son un buen punto de partida para empezar a familiarizarnos con la propuesta de Google.

Acer Chromebook ZGB

Como sistema operativo, Chrome OS es minimalista. El espacio de almacenamiento de los Chromebook es prácticamente inexistente. Tan solo 16 Gbytes de memoria SSD en la que se instalan los controladores y el software necesarios para el funcionamiento del equipo. Todos los documentos se guardan en la Nube a través de servicios de Google, como Google Docs, YouTube o Gmail. De hecho, esta solución prescinde del escritorio, siendo la pantalla principal del sistema el navegador web, en el que encontraremos accesos a las aplicaciones más utilizadas, la configuración y los distintos servicios on-line.

Evidentemente, Chrome OS es un software tremendamente ligero que, combinado con los procesadores que equipan los Chromebook, garantiza una espectacular mejora de los tiempos de arranque del equipo. En cambio, su necesidad de una conexión de Internet puede ser un punto débil en zonas donde no existan áreas WiFi y la cobertura 3G sea limitada. A nuestro juicio, las principales dificultades que van a tener que superar los Chromebook no son técnicas, sino de cambio de mentalidad de los usuarios.

Conexiones al mínimo

La vocación de estar siempre conectados a Internet minimiza la necesidad de conexiones físicas, que se reducen a un par de puertos USB y lector de tarjetas de memoria. Solo el modelo de Acer se descuelga con un puerto HDMI que permite conectarlo a un televisor. En cuanto a conexiones inalámbricas, la base es el estándar WiFi 802.11 b/g/n.

Acer Chromebook ZGB detalle

La conectividad 3G es un extra, pero dada la necesidad de estar siempre on-line, su uso es casi obligado si queremos sacarle todo el partido. Aunque resulte un poco anacrónico, echamos de menos la presencia de un puerto de red Ethernet.

Samsung Chromebook Serie 5 detalle

Aún hay muchos hoteles y edificios que confían en el viejo pero fiable cableado. Por otra parte, el uso de datos 3G en el extranjero es prácticamente inviable por sus elevadas tarifas, lo que supone un serio problema a la hora de llevarnos el Chromebook a otro país.

Siempre listo para la acción

Uno de los mejores puntos de los Chromebook es su rápida capacidad de respuesta. El sistema operativo arranca en menos de 10 segundos. Igualmente, ambos equipos son capaces de salir del estado de reposo de manera casi instantánea.

Chromebook detalle

En cuanto a la autonomía, el modelo de Samsung es el que alberga una batería más potente, que le otorga ocho horas y media de autonomía nominal. El Acer Chromebok ZGB, algo más pequeño, solo alcanza las seis horas. Todavía queda por ver, de todas maneras, cómo afecta el uso permanente de conexiones WiFi y 3G a este rendimiento.

Aplicaciones en la Nube

Desde la página principal de Chrome OS se obtiene acceso a las principales aplicaciones. La mayor parte de ellas están asociadas a servicios de Google. Los documentos de ofimática como tablas, textos o bases de datos, por ejemplo, residen en Google Docs. YouTube es el principal reproductor de vídeo del equipo y Picasa se presta como organizador de imágenes on-line.

Chromebook detalle Nube

Gmail, aparte de servir como cliente de correo, aglutina las funciones de videoconferencia y chat a través de Google Talk. En el futuro llegarán más aplicaciones de Google y de terceros. La idea es crear un mercado en torno a Chrome Os similar al que ya existe en Android.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });